jueves, 24 de noviembre de 2011


Ayer perdí el control sobre mi vida y preparé un kilo y medio de arroz con leche, y sólo yo para comérmelo.  Es un duelo entre el arroz y yo.  Sentarse frente a la olla cuchara en mano y hacer bajar el nivel del arroz cada día un poquito.

El aforismo de la bolsita de té de hoy: "Lets learn to rejoy more often".

Estupendo.