miércoles, 23 de febrero de 2011

Ahora la bestia soy yo

Bien.  Me voy de vacaciones.  Mañana por la mañana me voy a Suiza a casa de mi amiga Ann.  A comer queso y a pisar la nieve.  Pero antes debo cerrar mi etapa de homeless yendo a recoger las llaves de mi nuevo piso de alquiler.

 

Fuck yeah, baby!

 

Si, queridos, he encontrado un piso guay con una agencia que me he asegurado sea todo lo legal y honesta que pueda ser una agencia inmobiliaria.  Todo empezó como empiezan estas cosas, viendo multitud de anuncios.  Después de cribar mucha cueva y demás pisos horribles, di con uno que me gustó un poco.  Pero sólo un poco.  Aún así concerté una visita para un viernes


Justo el día antes de la visita (el jueves), mientras ojeaba las novedades, encontré mi piso ideal.  Pero ideal.  Cumplía todos mis requisitos:  Pequeño pero con dos habitaciones, alto y con terraza, gran cocina, baño pequeño pero muy cuco, muchísima luz, en la zona donde estoy buscando, al precio que estaba dispuesta a pagar, el tipo de piso que llevo dos meses buscando, joder!  Joder!!  Es exactamente mi piso!!  Pero literalmente, MI PISO!  MI ÁTICO!  Dónde yo vivía antes!!  Pero que hace en alquiler??!!  Avisé a mis ex-caseros, y flipamos juntos un buen rato.  Ellos lo vendieron a una parejita monísima (recordad que yo me fui del ático porque iban a venderlo) que o bien eran unos especuladores sin escrúpulos o bien se separaron al mes de comprarse el piso.  No lo sabemos.  El caso es que lo alquilaban.

 

Para más inri, habían aprovechado las fotos que hicieron mis caseros, en donde todavía se ven mis muebles, mis plantas, mi colchón, mis toallas.  No se si os podéis imaginar el shock que supuso ver mi antigua vida en un anuncio en Internet.  Pensando fríamente, si guardaron las fotos del anuncio era porque ya tenían pensado comprarlo para alquilar.  Que si lo hubiesen dicho, a lo mejor yo no me tengo que ir del piso, y me hubiese ahorrado dos mudanzas, y el disgusto de que me timaran en el piso nuevo. 

 

Me planteé volver.  Mi ex-casera me dijo que volviera.  Mi ex-casero me dijo que no "Recuerda los problemas que da ese piso".  Yo viví ahí dos años, ellos siete, así que le hice caso a mi ex-casero y no me torturé más con mi antiguo ático.  Recuerdas que se iba la luz con las tormentas?  Que se inundaba el trastero?  Que era un horno en verano y un infierno helado en invierno?  Recuerdas la nevera psicótica?  El ático simbolizó una parte muy bonita de mi vida, pero la verdad, tenía muchas pegas.  Y vida nueva, piso nuevo.  Pero me sentía triste.

 

El viernes me presenté en el piso que había visto (el que me gustó sólo un poquito) bastante triste y sin muchas ganas de verlo, sinceramente.  El piso era una monada.  Pequeño pero con dos habitaciones, cocina amplia, baño pequeño pero nuevo, una terraza y mucha luz, en una zona perfecta.  Yo estaba desganada y decidí que no me interesaba.  Al comercial le dijo lo típico "El lunes te digo algo".  Al salir V, que me había acompañado me decía "Pero te los vas a quedar, verdad?  Es perfecto!  Es una pasada!  Incluso es mejor que el otro!".  Y tenía razón.  Yo lo pensé durante el fin de semana e ideé un plan.

 

Vamos a ver.  El piso me gusta, pero yo estoy cagada de miedo.  Pero a la vez es una muy buena oportunidad.  Aunque no quiero volver a pasar por lo mismo.  Mmmm, que podía hacer?  Ya se, como se que hay más gente interesada en ese piso, tu llama.  Las probabilidades de que te lo alquilen a ti son muy bajas, así que te dirán que no y tu ya lo habrás intentado".  Plan perfecto!!!  Bien!

 

Pues no.

 

"Buenas tardes fincas Cual"

"Hola, llamaba para lo del piso tal"

"Ah, dime"

"Pues que estaría interesada"

"De verdad?  De verdad?!"

"eh... si, supongo que habrá más gente interesada"

"No!!  Que va!  No ha llamado nadie más.  Te paso con el agente!"

 

Claro. Perfecto,  Y ahora que hago?  No puedo decir "Ah, que está disponible?  Que mal, yo llamaba porque en realidad no quiero el piso y esperaba que me dijeras que ya lo habíais alquilado."  Demasiado psicópata incluso para mi.

 

"mmm, vale, pásame con el agente".

 

El hombre estaba encantado.  El piso es de un familiar suyo y buscan a alguien que trate bien el piso.  Y yo les había encantado: Chica, jovencita, con cara de corderito, que además vivirá sola y puede pagarlo.

 

Les pedí que me mandaran el contrato por e-mail para hacerlo revisar por mi abogado.  El agente flipó un poco pero accedió.  Mi abogado revisó el contrato esa misma tarde y yo llamé al agente:

 

"Hola, mi abogado ha revisado el contrato y su valoración es la siguiente.  Bla bla bla bla... Y pide que modifiques la cláusula tal y bla bla bla bla"

"Eh, bueno , vale esto... si, claro, no hay problema"

"Perfecto"

"Estupendo.  Cuándo quieres firmar?"

"Espera.  Puedo hacer una segunda visita al piso?  Para estar segura?"

"Eh, bueno, si, se puede arreglar"

"Genial.  Me acompañará mi arquitecto".

"CÓMO?!"

 

Si, el novio de V es arquitecto.  Y yo le iba a hacer venir para que peritara el piso.  Pa' chula, yo.  Me timaron una vez.  Sólo una.  A, mi arquitecto, accedió a hacer la visita de muy buena gana:

 

"Cuca, pero que chunga te has vuelto"

"Pisotearon mi inocencia!".  

"Tu nunca has sido inocente, ahora es que eres una destroyer.  Te presentas con un abogado y un arquitecto para alquilar un piso de 600€.  Pobre agente"

 

Pero justamente el día de la segunda visita, a A le salió un imprevisto y no pudo venir.  No pasa nada, Cuca sacó su móvil y consiguió un ingeniero para substituir al arquitecto.  Que el ingeniero es ingeniero informático especializado en php es algo que el agente no tiene porqué saber.  Yo le dije al experto en php que pusiera cara de arquitecto:

 

"Puedo poner cara de experto en arquitectura de software?".  Pobrecito.

"Pero arquitecto, eh?"

"Y no se que quieres que perite yo, la verdad"

"Sólo quiero ir con alguien que no esté tan nervioso como yo y se fije en más cosas"

"Vale.  Eso puedo hacerlo".

 

Y para el piso que fuimos.  Mira armarios, persianas, calentador del agua, grifos, pomos, puertas, tomas eléctricas, contadores,... todo.  Con lupa.  No vi nada que me desagradara.  El ingeniero se me acercó con mirada conspiradora "Tienes cobertura de móvil en todas las habitaciones".  En eso se estaba fijando mi falso arquitecto?!  Pues si.  Que a lo mejor descubro luego que no tengo taza del váter, pero cobertura si que tengo, podemos estar todos tranquilos.

 

"Señor agente, lo alquilo"

 

Y esta tarde, si el agente no se ha cansado de mí y se ha ahorcado, firmo y me dan mis llaves.  Y no me dará tiempo de ir a mear en la esquinas de mi nuevo territorio porque tengo que hacer la maleta. 

 

Y al volver de Suiza, La Mudanza.  Terrible chingadera.
 
 
PD:  Tengo una terraza espectacular, donde este verano voy a montar fiestas día si y día no.  Tengo que desquitarme de este invierno de mierda que he pasado.
 
 

4 comentarios:

María José dijo...

Enhorabuena Cuca!
Ya era hora de que el sol empezase a salir ;D

Ulises dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Koan Resuelto dijo...

Bien por el nuevo espacio... €600.00 cuanto sería eso en porcentaje del ingreso de un ingeniero de informática?

porqué el título?

Saludos. :D

Cleo dijo...

Felicidades...que suerte con terraza...la envidia me corroeeeeee...no en serio que lo disfrutes muchooo...

Mil besos guapa