sábado, 25 de diciembre de 2010

23 de diciembre

Mi vida era taaaaan tranquila, tan estructurada, tan cóooomoda... cómoda como un jersey viejo.

Era.

Veintirés de diciembre (Narrado cronológicamente):

Me levanté por la mañana, desayune mi café con leche. Me pasé un par de horas curioseando webs en Internet, leyendo las noticias. Me duché, me vestí y salí cagando leches porque había quedado para comer con D.

Comí con D. Charlé con D. Paseé con D, y se me declaró D. Que haces cuando se te declara tu mejor amigo?! Oh, shit!! Buuufff. Arrrrg! OMG!!! Y es todo lo que puedo articular al respecto sin riesgo de cortocircuitar mis resacosas neuronas. Charlamos un rato más, y dije que me tenía que ir a casa. Nos despedimos en la entrada del metro. Pasé los tornos y me senté en el andén. "Y ahora que hago?" Literalmente: Ahora que hago?

Porque había quedado cuarenta minutos más tarde en el mismo sitio en el que me había despedido de D. con un chico al que todavía no conocía en persona.

Es decir, es tal cual os lo imagináis. Quedé con un amigo de internet para conocernos en persona. Y no era cosa de decirle a D. "no, mira, no te lo tomes como algo personal pero esto no funcionaría, y ahora me voy a quedar cuarenta minutos aquí de pié porque voy a conocer a un chico del internés". Y me metí en el metro para pensar, para estar sentada y calentita. Esperarme cuarenta minutos en el andén, con la cabeza dándome vueltas no era buena idea, y me subí al segundo tren que pasó. "Voy veinte minutos hacia esta dirección, me bajo, cambio de andén, vuelver atrás son otros veinte minutos, ya he llenado el tiempo". Si salgo a la calle es posible que me encuentre a D. deambulando por ahí. Mmmm, y tampoco quiero esperarme media hora bajo la lluvia.

Al final estuve subiendo y bajando de trenes hasta que se llegó la hora, porque era incapaz de estarme quieta. Cuando faltaban diez minutos volví a subir a la superfície, y cuando estaba posando mi culo en un banco sonó mi móvil:

Número desconocido. Estupendo. Mejor contesto.

Sabéis quien era? Nunca lo adivinaríais: La abogada del administrador de fincas que me estafó. Con una actitud conciliadora a tope, y casi suplicando "por favor, no es necesario ir a juicio, por favor, por favor, te regalo mi primogénito, pero no nos lleves a juicio." FUCK YEAH! Puse mi voz de secretaria dulce y eficiente, le expliqué mis problemas con el administrador (flipó bastante. En serio, querido administrador de mierda, también le mientes a tu abogada? Eres más inútil de lo que sospechaba). Le pasé el teléfono de mi amado abogado y que lo hablen entre ellos. OH YEAH!!! Veo la luz al final del tunel!!

Cuando acabo de hablar con la abogada, levanto la cabeza y ahí está mi nuevo amigo C. Fuimos a tomar un te. Es muy majo! Creo que mañana volveré a quedar con él.

Y eso no es todo. Que va. En un perfil secreto que he abierto en cierta red social, tuve la genial idea de poner mis hobbies, que como sabréis son bastante... frikis. Bien, pues se me ha llenado el buzón de ingenieros informáticos que quieren hablar conmigo. Y tomar café conmigo. Y otras cosas conmigo. Ahora mismo, tengo más pretendientes que en toda mi vida, y por supuesto, son muchos más de los que puede abarcar una chica decente (o indecente, da igual, son demasiados).

Y aún hay más. Entre unas cosas y otras resulta que es Navidad, paz amor y jamón de york, y J. me mandó un sms muy emotivo (o eso cree él), sobre lo muy especial que soy, lo mucho que significo para él, y las muchísimas ganas que tiene de volver a verme. Todo eso mientras D. me manda los poemas que me compuso, mi abogado se pelea en el barro con la abogada de los malos, y yo me voy a tomar tes con my brand new friend. A J. que le den morcilla, ya he superado la peor fase y estoy desarrollando un bendito rechazo hacia él que acabará evolucionando hasta una sana indiferencia. Y D... pues para él es un putadón de la muerte, y apenas hay nada que yo pueda hacer.

Hace tan solo tres meses, mi vida era tan tranquila, segura y previsible... El 2011 va a ser la caña.

P.D.: Como hay cosas que no he contado, y mi forma de escribir, generalmenta bastante caótica, ha empeorado, si alguien tiene preguntas que las haga. Contestaré como buenamente pueda.

domingo, 19 de diciembre de 2010

The story is over and we are not gonna be friends

El jueves, el raruno me envió un sms que no pienso responder, y así, de esta manera tan tonta, soy yo la que está pasando de él.

Y me siento mejor. Confieso que disfruto de este intervalo de tiempo en el que yo ya se que jamás volveré a hablar con él, y él todavía no lo sabe, y sigue creyendo que soy lenta contestando los mensajes. Fuck yeah!

Ahora sólo debo conseguir unos sicarios para que se encarguen de mi administrador de fincas del infierno, y un piso nuevo. Y volveré a ser la de antes.

Se acerca el invierno.



Y me voy a Suiza después de las fiestas. Supongo que estoy mejor (no bien, mejor).
Me voy a la calle a quemar las horas que quedan del fin de semana!

viernes, 10 de diciembre de 2010

Viernes en la montaña

Mi amiguita Sand lleva meses insistiendo con que me fuera de excursión con ella. Literalmente meses. Y como ahora mismo no tengo vida, le dije que si al plan de este fin de semana.

Primero me dijo que era una casa de colonias.

Luego resultó que era un refugio de montaña.

En la montaña.

Muy lejos de Barnacity.

Bastante lejos del pueblo más cercano (Por suerte es un pueblo grande: Tiene dos bares y un colmado).

Con agua de la fuente.

Sin electricidad.

SIN ELECTRICIDAD!!!

Es decir, que de wi-fi, ni hablamos.

En que momento de enjenación mental acepté, carajo?! Dormir en el suelo, en un saco, lavándome los dientes en una fuente? Sin internet!!! Traedme las sales, que me siento desfallecer.

Me voy esta tarde, y vuelvo mañana por la tarde. Me llevo mi whisky, y con un poco de suerte me devorarán los lobos.

martes, 7 de diciembre de 2010

Anoche quedé con mi amigo E. y su novia, que son quienes me presentaron a J. Mi idea era que me explicaran su versión de la ida de olla de J. y supe que:

- No sabían nada de la churri del principado.
- Estaban bastante quemados con él.
- Mi amigo quiere romperle las piernas.

Además, E. me trajo a un amigo suyo recién divorciado para que nos conociéramos.

Si, todo a la vez:
"Oh, que putada lo de J., que desgraciado, cuando le vea le parto la cara, pero olvídale, te he traído a mi amigo, acabadito de divorciar y más majo! Venga, venga, hablad entre vosotros, que haréis buenas migas".

E., querido, me estás estresando. Y no puedo reclamar la garantia cuando tus recomendaciones me salen taradas. Y tu nueva recomendación es muy guapetón y muy majo, pero con el primer gintonic ya me estaba poniendo la mano en la rodilla y además no le gustan los zombies.

Esto no es normal, verdad? Quedar con tu amigo de toda la vida para contarle como su colega te ha dejado colgada, y que su reacción sea traerte a otro amigo porque "éste te saldrá mejor, te lo prometo".





Yo era feliz en mi ático del infierno, con mi compilador, mi ciencia ficción y mis plantas hasta que llegó E. y su ONG Un Novio para Cuca. Esto no va a acabar bien.

jueves, 2 de diciembre de 2010

Number two

Me acabo de encontrar esto en Egoinstant.

Yo prefiero, personalmente, prefiero cry harder, que tenemos un orgullo. La verdad es que a veces lloro por el piso, a veces por J. y a veces no puedo identificar porqué. Voy a seguir configurando my cuenta de Twitter.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Life sucks

Estoy redactando mi historia con J., pero no consigo ni centrarme, ni que se lea bien, ni nada.  Y además me ha llamado mi ex-casero.  Han vendido el ático y tengo hasta el 20 de diciembre para llevarme todas mis cosas, muebles incluídos.  Los muebles me los regala y no los quiero dejar.  Mi amigo A. me deja su trastero, y creo que L. podrá aprovechar las mesas y las sillas. 
 
Jo, que triste es todo.
 
De J. no sabemos nada, y intento no pensar en él, pero se acerca el puente, y no puedo dejar de pensar en que se irá a ver a la burra esa, mientras yo acabo de vaciar mi antiguo piso para meterlo todo en un trastero.  Life sucks.
 
El tiempo no pasa lo bastante rápido.  Ni lo del piso se soluciona tan rápido como querría, ni olvido al gilipollas tan rápido como sería recomendable.
 
Arrrrrrggggggg!!!  Dadme un whisky dobleeeeee!!!
 
Cuando peor estaba hace dos semanas (cuando el necio de J. vino a pedirme consejo sobre si tenía que hacer las maletas, dejarlo todo, e irse a vivir al principado de mierda con la chica por la que me dejó*), una compañera del curro que no sabía nada, me pasó un link, éste link:
 
 
Si, la loca de mierda.  Recomiendo ver todos su videos.  El problema es cuando los has visto y revisto todos... y ahora es como si te retiraran los ansiolíticos (no, no tomo nada).  Por cierto, no os he puesto el mejor vídeo, como los tenéis que ver todos da igual.  Si no fuera por estas tonterías.
 
 
 
 
(*)Esto mejor lo aclaro.  Si, me dejó por otra.  Y como decidió (unilaterlamente) que éramos amigos, me pregunta si debe abandonarlo todo (además de a mi) para irse con ella.  A otro país.  Que piensas... cómo tuviste los cojones de enamorarte de una tía que vive en el extranjero mientras estabas conmigo?  Es más... DE DÓNDE SACASTE EL TIEMPO, MAMÓN?  Y cómo tienes la poca sensibilidad de pedirme consejo A MI?  Si, por favor, vete a Andorra y tírate por un barranco, desgraciado.
 
Uf, que el whisky sea triple.