lunes, 14 de diciembre de 2009

Kcnickers

Hace unos posts mencioné una anecdotilla laboral, y muy amablemente Cleo me pidió que la contara, y hoy, que he estado organizando el viaje a Panaji (Goa, India, un lugar muy pintoresco en el culo del mundo donde vete a saber tu porqué tiene la fábrica uno de nuestros proveedores), me he acordado:

De cuando mandé a mi jefe a Mumbai y apareció en Dubai (y no fue culpa mia, lo juro!).

Mi jefe viaja (o viajaba, vete tu a saber como viene el 2010) tres veces al año a India por cosas del trabajo. Y en el 2008 tuve que prepararle un viaje a él y a una chica de proyectos que no tenía ningunas ganas de ir.

Busqué billetes en la compañía aerea habitual, el hotel de cinco estrellas (para nosotros serían cuatro) y los transfers, más la agenda de reuniones. La rutina, vamos.

Salían de Barnacity un lunes y tenían que llegar la madrugada del lunes al martes a Mumbai. Normalmente mi jefe me llama en la escala intermedia, generalmente en Alemania, y al día siguiente por la mañana cuando va camino de la oficina. Efectivamente me llamó desde alguna ciudad alemana, pero no volví a saber de él.

A mediodía del martes me empecé a preocupar, pero como se suele decir "Si no hay noticias son buenas noticias". Pues fale. Pero mis compañeros de trabajo también se empezarón a preocupar, y al final una de mis compañeras se conectó al Skype, se puso a hablar con uno de nuestros compañeros indios y la cosa fue como sigue (pero en inglés):

- Está por ahí Superjefe?
-No
- Ah, que ya se ha ido? - En India van cuatro horas por delante.
- No - Vaya suerte, pillamos al indio lacónico ¬¬
- Pero... han llegado bien?
- No han llegado.
- ¿¡Cómo que no han llegado?! - Doce horas de retraso en el vuelo es demasiado.
- No.
- Y dónde están?!
- En Dubai.
-¡¿CÓMO?! - El grito fue virtual y real a la vez, coreado por los diez flipados que rodeábamos el escritorio de la chica del Skype.
- Dubai
- Dubai?!
- Emiratos Árabes.
- Que hacen en Dubai?!
- No lo se.
- ¡¿Qué?!
- Mi jefa lo sabe, quieres que le pregunte?
- Claro!!
- Ahora vuelvo -Y nos dejó esperando.

Me mareé, me puse blanca y me entraron náuseas. "Me puedo haber equivocado? Me puedo haber equivocado y he confundido Mumbai con Dubai?!!!"

Conseguí llegar a mi mesa a pesar de mis piernas temblorosas, busqué los billetes electrónicos y estuve aguantando la respiración hasta que leí MUMBAI, bien clarito, en la destinación final. Revisé ambos billetes del derecho y del revés, y no entendía que podía haber salido mal.

- Cuca, corre ven, que ya sabemos que ha pasado! - Me llamaron.

Pues resulta que en Francia había una huelga de controladores aereos, y aunque ya tuve cuidado de mandarlos en una compañía alemana (no hace falta que diga cual, verdad?), el vuelo salió del Prat con retraso "debido a las condiciones atmosféricas en destino" según los alemanes.

Y un cuerno! Que no les dejaban sobrevolar Francia! De hecho, aquí caía un tormentón del copón, y cuando llegaron a Alemania lucía un sol de caerse de espaldas. Mi jefe luego nos decía en broma que los pilotos alemanes saben aterrizar con nieve, granizo, tormenta, que pueden aterrizar de espaldas y hasta panza arriba, pero que tanto sol los deslumbró y se acojonaron.

Pues cuando finalmente aterrizaron, habían perdido la conexión a Mumbai, y los alemanes (vale, que estaban en Alemania, me ha quedado un poco retórico), les ofrecieron o bien plazas en el vuelo a Mumbai del día siguiente, o bien volar a India con escala en Dubai.

Pero ahí no acaba la cosa. Que va.

Cuando por fin pisaron suelo Indio pillaron un taxi hasta la oficina, y mi jefe me llamó:

- Jejeje, que hemos estado en Dubai - A mi jefe le encanta viajar.
- Ah, que bien, pero que susto me habéis dado.
- Tranquila, cosas que pasan.
- Ok, pásame a la chica de proyectos, que debe estar que trina, encima de que no quería ir.
- JAAJAJAJA! La chica de proyectos no está conmigo.
- DÓNDE ESTA ENTONCES?!
- Está comprando bragas.

Yo flipo. Mis compañeros me rodean y uno me pregunta "Y la chica de proyectos, está muy cabreada?" Y yo flipando "Está comprando bragas".

- Jefe... comprando bragas?!
- Le han perdido la maleta. Sólo la suya! Jajajajaja! Ha tenido que pedir un intérprete para salir a comprar bragas. Jijiji! Además mientras esperábamos el vuelo a Dubai pidió un café y se lo tiró por encima, va hecha un pingo.

No me lo puedo creer. Al cabo de una horita me llama la chica de proyectos:

- Cuca, esto es una mierda, yo ya no puedo más. He pedido un intérprete y me han endosado al indio lacónico, que tenía menos ganas de comprar bragas que yo de venir a la India, al final me ha acompañado una de las chicas, que vergüenza.
- Bueno, pero ya tienes tus bragas indias- Muahahaha, me parto - Y cuando te devuelven la maleta?
- Me da igual, yo me quiero ir, además, sabes cómo se llaman las compresas en inglés? Higienic pads. Mis compresas iban en la maleta! Con mis bragas limpias! Y tengo un manchurrón de café en la camisaaaaa!
- Ojtia. Bueno, tranquila, ya está, ahora directa al hotel y a dormir. Mañana me llamas, vale?

Joer, que si me llamó. Entre vómito y vómito, me llamó. Pilló una gastroenteritis. Dónde? No lo sabemos, porque no le dió tiempo a comer ni beber nada que no fuera la comida plastificada del avión.

Al final se recuperó y pudo seguir la agenda de reuniones, abrazada a un blister de Fortasec Forte, y su maleta llegó al día siguiente.

Dejó la empresa en septiembre. Cuando se despedía de mi me recordó el asunto de las bragas y se reía. Aunque mi jefe todavía se reía más.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Plancha

El lunes compré mi primera plancha. Yo no plancho nada desde el 2006. Recuerdo que eran unos pantalones que supuestamente eran para llevar arrugados y traían las arrugas de fábrica, pero no me gustaba y le hice un lifting. La vez anterior que planché algo fue en abril del 2005, me acuerdo perfectamente, y era una camisa para una entevista de trabajo. Cuando algo no me gusta me planteo "Pero de verdad hay que hacerlo?" Y si es que no, pues no lo hago. Y no plancho.

El lunes necesitaba urgentemente una plancha porque me compré en Ikea (malditos suecos!) un juego de piececillas de plástico, que montas sobre un molde y para fijarlas es necesario plancharlas. Precio del juego: 5€ el bote de piezas y 1'5€ de los moldes. Precio de la plancha: 19€.

El juego es para niños de 4 años, pero oiga, que entretenido! Sirve para hacer cositas como esta, esta o esta. El caso es que no tenía plancha, y rauda y veloz me personifiqué en una tienda de electrodomesticos de saldo que hay en el barrio.

Me quedo mirando el arsenal de planchas con cara de perrillo perdido, hasta que se acerca un dependiente:

- Te puedo ayudar?
- Pues mira, si - Cuca mueve el rabillo de agradecimiento - Busco una plancha pequeña y barata. He visto que tienes esta de viaje, pero tiene poca potencia.
- Evidentemente es una plancha de las de tipo viaje, pequeña, pero la potencia que tiene es mínima.

Eso ya lo he visto yo, listo, pero bueno, mientras haya entendido que lo de "pequeña" va también por el precio...

- Entonces, tienes alguna plancha pequeña pero más potente? - Es que tengo que fundir plástico con ella.

- Pues mira, si eres de las que planchan poco y por obligación, ésta es tu plancha.

Y me llevé la de 19€. Y yo me pregunto, ¡¿Pero hay alguien que planche mucho y por afición?!

Ya en casa me leí las instrucciones, porque cuatro años sin acercarme a un artilugio así se notan. Y las instrucciones decían, literlamente (y copio del folleto) lo siguiente:

"Nunca permita, bajo ninguna circunstancia, el uso de la plancha por personas con incapacidad física, mental o sensorial, y esto incluye a los niños".


JAJAJAJA!! Me pregunto si yo debería usarla.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Manifiesto "En defensa de los derechos fundamentales en internet"

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

  1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.
  2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.
  3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.
  4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.
  5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.
  6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.
  7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.
  8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
  9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.
  10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.