viernes, 30 de mayo de 2008

Descontrol en la fiesta

Algún día debería gestionar el blog desde casa.   Normalmente posteo desde el e-mail, y nunca abro el blog en el trabajo.  Es práctico porque la inspiración siempre me viene en el trabajo (cómo no), y la cara oscura es que casi nunca pongo imágenes (si las pongo, es que estoy posteando desde casa), apenas he tocado la plantilla en meses, no respondo a los comentarios como se merecen, y aunque los leo, casi nunca dejo comentarios en blogs ajenos por no meter la contraseña y el mail del blog en el pc del curro.  Y cuando llego a casa nunca caigo en pasar por los blogs y deciros cosillas.

 

Pocas precauciones?  O demasiada paranoia?  No idea, la informática y yo nos toleramos, pero no nos entendemos.  En todo caso, se que estais ahí, me gustan vuestros blogs y siempre los leo, si no dejo huella es por las circunstancias.

 

Habiendo aclarado esto, al tajo!

 

Tengo un problema con M.  Me ha recordado levemente a la amiga cabrona (sin ánimo de ofender, eh?) de Pimkie, pero por suerte no es tan bestia.  Para empezar, los trabajos le duran lo que tarda en localizar a "la zorra".  Lleva una semana en un trabajo y ya tiene puestos los motes.  No tiene ningún complejo en pillarse la baja por un catarro, un corte en el dedo, un crec en un hombro, una muela del juicio,… ahora mismo lleva una año y cuatro meses de baja por una rotura de menisco, que le impide ir a trabajar, pero no le impide ir de compras, de viaje al extranjero, de excursión al Pirineo, en bicicleta por BarnaCity (pobre de ella como a la mutua se le ocurra investigar un poco, pues cada vez que pilla una bici pública queda registrado el recorrido, la hora y por supuesto, su número de usuaria, que estando de baja encima se saca el carnet a su nombre, no a nombre de su padre, que hubiera sido lo más inteligente.  En fin.).

 

Como trabaja menos que un Rey Mago, que curra un día y descansa 355.  Y hace cosas muy raras: organiza quedadas y se raja en el último momento.  Una vez, recuerdo que me convenció para que quedara con ella y unos amigos suyos (que no mios), se rajó en el último momento dejándome con unos desconocidos.  El martes me dejó plantada en un bar, por avisarme justa de tiempo, por suerte llevaba mi libro y estube leyendo hasta terminarme la cocacola.

 

Intenta dar pena y hacerse la interesante con eso de que se pasa el día en casa con su madre y se aburre, se deprime, se agobia… pero intentas quedar con ella y no tiene tiempo, le viene mal, ya ha quedado, tiene cosas que hacer, no le apetece, no te contesta, no está en casa…  Y cuando quedas una de cada dos veces lo cancela.

 

Voy a contar una par de anécdotas esclarecedoras:

 

El cumpleaños del cuñao:  M. un día del mes de mayo "No puedo quedar, moquito, lo siento, es el cumpleaño demi cuñao".  Junio "Chicos, es el cumple de mi cuñao, tengo que ir con mi hermana a comprarle el regalo, otro día ya quedamos".  Septiembre "Ya se que es el cumple de Fulanita, pero también es el cumple de mi cuñao, la familia va antes, ir a cenad sin mi",

 

Mi amiga M. sólo tiene una hermana, ergo sólo tiene un cuñao.  Así que V. y yo nos conchabamos un día para pillarle, empezamos a hablar de horóscopos, excusa tonta para sonsacarle la verdadera fecha del cumpleaños del cuñao: " 14 de marzo, piscis".   BINGO!  Yo soy más sutil y no hubiese dicho nada, pero V. es más bruto y le soltó a bocajarro "El 14 de marzo y ningún día más, vete buscando otra excusa para dejarnos tirados".  Jajaja!!  Íbamos en el coche de M. (conduce con el menisco roto y una férula en la rodilla, pero ir a trabajar no puede, porque tiene que ir en metro, y si el metro se bambolea ella se cae y se hace más daño.  Que os creíais?) y casi nos hace bajar en mitad de la ronda litoral. 

 

Ella sólo queda en bares de su calle:  Otro día estábamos V. y yo en su casa jugando a la Wii (antes éramos vecinos, ya no…snif sniff!) cuando le llama M. al móbil.  Como la conocemos, apagamos la consola y guardo silencio:

 

-         Chica, que tal estás? … Quedar, ahora?  Si, y tanto!  Vente para aquí, que te invito a tomar algo.  Cómo?  Que no quieres salir de casa?  Que estás hecha polvo?  Entonces porqué me llamas?  Ah, que te ha dado el bajón de repente… pues nada, a cuidarse.  Nos vemos otro día.  Un beso, guapi!.

 

Suena mi móvil. V. y yo empezamos a troncharnos.  Es ella. Respiro hondo… descuelgo:

 

-         M!  Que tal!  Quedar ahora, si, porqué no? A las cuatro? Vale!  En tu calle?  No, mejor vente!  Cómo que te ha dado bajón de golpe?  Y para que me llamas entonces?  Ah, vale, lástima, porque estoy aquí con V. habríamos quedado los tres.

 

Se quedó muda.  Bueno, en realidad se depidió y colgó rápidamente.  Esperamos cinco minutos y llamamos a R., otra amiga común:

 

-         Oye, te ha llamado M. para quedar?  Que si?  Hace un minuto?  Que le ha dado un bajón de repente?  Que fuerte, no?

 

Os lo juro.  Es total!!  Vivimos en el mismo barrio!! Perdón vivíamos…  También es famosa su frase de "No puedo salir esta tarde porque esta mañana ya he salido", refiriéndose a bajar a tomar un café.

 

Y el problema cuál és?  Pues que increíblemente me ayudó con su coche durante la mudanza, e incluso me subió varias maletas hasta el piso (segundo sin ascensor y sin menisco, recuerdo al lector).  Así que yo me confié, la invité varias veces a mi nuevo hogar, y se negó reiteradamente.  Bueno, hay cosas que nunca cambian y su inconstancia es una de ellas.  Pues el sábado hago una cenita con V. y Eli, y la he invitado confiando en que no vendría… Y VIENE!!  Y no cabemos!!  Literalmente no cabemos en el minipiso!!  Jajaja!!  Bueno, caber, cabemos, si aparto la mesa y nos sentamos en el suelo!  Y comemos sobre el parquet… oh diox mío, mi parquet!!

 

Que hago!!?? Le digo que es el cumple de mi cuñao?!

domingo, 25 de mayo de 2008

Esas cosas que vuelan y zumban

De vuelta al cyber, he hecho el pedido de ADSL. Hay que ver... la teleoperadora tenía las mismas ganas de trabajar que Emilio, el comercial que me enseñó el piso:

- Holabuenosdias, habla con Maripiligutierrez, enquepuedoayudarla?! - no se ahogan por hablar tan rápido?
- Hola, quería dar de alta la línea y contratar el ADSL.
-Dardealtalalinea, dice?! Pero tu ya sabes que eso es pagando??!!

Os juro que es lo que me ha dicho Maripili. Que "es pagando".

-Mmm, si, eso supongo. Me puedes decir el coste de dar de alta la linea?
-XXX leuros más impuestos.
-Vale, pues dame de alta - digo con la cartilla del banco en la mano.
- No. Hazlo tu por internet y te sale gratis. Internet, sabes? - "Internet, sabes?"

Ya, Maripili, y si te llamo para dar el alta será porque no tengo, borde. Pero cierto es que ya no puedo despilfarrar como antes, así que caminaré hasta el cyber y haré tu trabajo gratis.

- Vale pues ya lo hago por internet, y gracias, eh?
-Te sabes la web? - Si, y tu sabes trabajar de cara al público, guapa?
- Creo que si, gracias. Adiós.
-Adiósymcuhasgraciasporsullamada.

Y aquí estoy, en el cyber.

Volviendo al tema del pisito, ayer decubrí la cara amarga de vivir rodeada de naturaleza: Mosquitos. Concretamente dos. Primero me despertó un picor en el muslo, me rasqué y me dormí. luego me despertó un zumbido, encendí la luz, no vi nada y me dormí. Luego un picor en el hombro, luego en la frente... enciendo la luz y monto la clásica escena de zapatilla en mano y de pié encima de la cama buscado la muerte del insecto. Media hora, señores, me costó acabar con el desprensivo. Dejó una manchita roja en la pared recién pintada, pero una noche de sueño decente lo vale.

Me duermo de nuevo. Me despiertan más picores, me rasco y me duermo. Me despierta un zumbido... esto no puede ser real. No tengo insecticida en casa, lo que hago es poner incienso a ver si eso lo auyenta, no tengo ganas de montar el espectáculo de la zapatilla otra vez. El bicho no se amedrenta y me ataca de nuevo: en la mejilla, el antebrazo y el dorso de la mano. Se va a enterar...!!

Enciendo la luz y lo persigo durante veinte minutos, encendiendo y apagando la luz para que vaya cambiando de posición (con la luz encendida se queda quieto y según donde se haya posado no le veo), al final le pillo en la pantalla de la lámpara y muere de un zapatillazo. Jojojojo!!! Me duermo mientras me rasco todo el cuerpo hasta casi sangrar.

Hoy he ido al badulaque de la esquina (tengo un badulaque, que sospecho es propiedad de mis vecinos indios, justo en la esquina, entre la panadería y la farmacia. Lástima que el super y el mercado me queden un poco alejados), el dependiente me ha cantado algo en hindi mientras le pagaba dos cartones de leche y un bote GRANDE de insecticida. Se van a enterar esos bichos...

Y mis plantas carnívora no podían hacer algo al respecto, digo yo?! Pero, y para compensar el tema de los mosquitos, la lluvia que está cayendo ha lavado mis plantas de la carbonilla del humo de los coches acumulado en el otro balcón, y ahora están limpias, verdes y felices. Cómo mola verlas tan bien.

sábado, 24 de mayo de 2008

Voy a explotar de felicidad como una palomita de maíz

Ay, amiguitos!! Estoy cansadísima de felicidad. Con la mudanza me agoté, pero creo que el verdadero cansancio viene de pasarme el día riendo sin motivo y bailando mientras cuelgo ropa en el armario.


Que os puedo contar? Ah, si, debo una explicación: Quienes son mis vecinos? Pues nada más ni nada menos que.... los triunfitos!! Vivo en frente de... la Academia de OT!!!!!! Toma ya!!! Tengo dos versiones:


Unos dicen que es la Academia de los que todavía están en el concurso (es decir LA ACADEMIA esa que veis por la tele) y otros dicen que es la Academia de los que han salido pero todavía están en las garras de la productora (donde los preparan para ser exitos de ventas en el Carrefú). Mi amiga N. se pasó tres horas en la puerta para coneguir un autógrafo de Rosa de España, durante la primera edición del concurso. En todo caso, yo vi el enorme rótulo de Gestmusic en la fachada de ese caserón vallado y hipervigilado, pero no relacioné conceptos hasta que mis amigos empezaron a venir a casa y todos flipaban en colores con la Academia.


A mi OT me la bufa, pero anda que no lo uso para presumir. Eso si, si veo un triunfito no lo voy a reconocer. Imaginaros, como todavía no tengo internet en casa (viva el cyber) he encendido la tele, algo que no hacía desde hace meses. Me he quedado embobada... anuncios nunca vistos, concursos nuevos, presentadores desconocidos... pero sobretodo: los mismos episodios de los Simpsons! Como no me pongan internet pronto voy a enloquecer (adicta, yo? que va).


Otro dato interesante es que tengo que salir a tender la ropa con las gafas de sol puestas, tal es la solina que pega en la fachada. Mis plantas están tan felices como yo. El edifici es antiguo y pequeñito, así que en total sólo hay siete familias (no 64, como en mi anterior casa!). Una de argentinos, una de indios (de la India. Me persiguen, jajaja!), una catalana (que exóticos...), yo, que soy fifty-fifty y al resto no los conozco todavía. No conozco ni al vecino de rellano. Cada vez que oigo su puerta corro hacia la mirilla a riesgo de descalabrarme con las maletas pero todavía no le he pillado.


Los pajarillos cantan (dice mi madre que sabe cuando la llamo desde el pisito porque oye los ruiseñores de fondo), no se oye un solo coche y eso que estoy a dos calles de una de las calles importantes de la ciudad, tengo una maravilla de Gaudí a dos manzanas...


... me duele la cara de tanto sonreir...






miércoles, 21 de mayo de 2008

Mudanza hacia la libertad

 Hay una peli llamada "Angry Inch" donde un chico cantante/transformista/performance decide cambiar de sexo pero sale mal y se queda sin lo uno y sin lo otro.  Como una muñeca barbie: debajo de las faldas no tiene ni patata ni pepino.  La película es musical y el tema principal empieza así:

 

"To be free one must give up a little part of onself"

(Para ser libre debes renunciar a una parte de ti).

 

Hedwig hablaba por supuesto de que para ser chica le tenían que cortar…ejem…. el pepinillo (perdón).  Pero yo estoy convencida que en el fondo se refería a su mudanza.

 

Madre del amor hermoso!!  Cosas que he aprendido desde el lunes, que hice las primeras maletas, ayer, que hice el primer viaje de libros con mi madre y los carritos de la compra de ambas (que imagen más entrañable y almodovariana), hasta hoy, que vendrá Cucaracha Padre con el coche familiar a auxiliar a su retoña:

 

  1. La biblioteca de Alejandría estaba metida en cajas debajo de mi cama.  Señores arqueólogos no busquen más.
  2. Cría cuervos y tendrás unos padres como los míos.  "Mamá, os vais al pueblo este fin de semana?" "No creo, por qué?"  "Para que me ayudéis con la mudanza"  "Uy, pues si que nos vamos al pueblo".  Y se van de verdad, los muy cabrones!! Sólo me ayudan hoy.
  3. Es imposible clasificar el contenido de los cajones de la mesilla de noche.  Sólo existe la posibilidad de volcar el contenido entero en una caja de zapatos y una vez en el nuevo hogar, trasvasar el contenido a su nuevo emplazamiento.  Lo he consultado con mucha gente y todo el mundo hace lo mismo.
  4. Todas las madres sin excepción, cuando entran al nuevo hogar de sus hijos, les registran los cajones de la cocina y les cuentan los cubiertos y los vasos.  Y le pasan la ITV a la lavadora.  Puedes tener una silueta humana a tiza en el suelo del salón, que si la lavadora es buena se quedan tranquilas.
  5. La cantidad de bolsos que poseo es absurdamente desmesurada, pero los necesito todos (lo juro).  También la cantidad de zapatos que poseo es absurdamente desmesurada, pero son todos imprescindibles.
  6. Cuánta ropa se puede llegar a regalar en un solo día!  Llené el contenedor de ropa usada del centro cívico yo sola con ropa y zapatos.  Y los viajes al contenedor de reciclaje ni los cuento.
  7. Hay objetos que son imposibles de meter en una caja (tienen formas muy raras), o en una bolsa (son frágiles), y llevarlos en la mano es la única, engorrosa, e incómoda manera de trasladarlos.  Y aún así, se rompen.
  8. Cama de matrimonio: Pedid que os especifiquen a que tipo matrimonio se refieren.  Un matrimonio hobbit cabe muy bien en mi nueva cama, pero no puedo buscarme novios que superen los 180cm de altura o dormirán en el suelo del pasillo.
  9. En el inventario del administrador especifica que el piso dispone de una bajilla completa.  Como dice mi amigo V., bajilla es la que duerme en mi cama de matrimonio.  Si se refiere a vajilla, de completa, nada, tengo que avisar al administrador de que me faltan la mitad de los platos.
  10. Las plantas son un problema, las próximas serán de plástico.  Hoy toca trasladar plantas y con la selva amazónica que tengo en el balcón, vamos a sufrir.
  11. Menos mal que no elegí quedarme con el quinto sin ascensor.  Mi piso es un segundo sin ascensor y blasfemé en arameo cuando me tocó subir los libros.
  12. Lo más importante:  Mis vecinos.  Vivo justo enfrente de… mmm…tachán tachán…no...   Creo que voy a mantener el suspense un poco más.  Pero voy a dar pistas:  A estos vecinos no les puedes pedir que bajen la música.  Y todos les conocéis.  Podéis amarles u odiarles, pero todos sabéis quienes son.

 

Luego de todo el cachondeo llego al piso compartido agotada y polvorienta y no me pude duchar (hasta esta mañana, claro), porque justo cuando yo llegué a las diez y media de la noche, Pimpinela, que llevaba toda la tarde rascándose la chumbera en el sofá decidió meterse una hora y cuarto en el baño a exfoliarse, ducharse, afeitarse y yo que se más… que se hicieron las doce de la noche y me metí en la cama sin duchar.  Tranquila Cuca, sólo dos días más y tendrás un baño exclusivo y disponible las 24h del día!!  Y limpio!!

 

Y tengo que dar de alta ya el internet o me puede dar un ataque cuando me encuentre en el piso nuevo y sin conexión.  El problema es que tengo que esperar a cobrar.  Bueno, paciencia, a algo hay que renunciar para ser libre!!

 

lunes, 19 de mayo de 2008

Hoy puede ser un gran día...

El lunes me fui antes de mi hora para ver el piso con Emilio (el comercial).

El martes me fui antes también para ir a ver al administrador a su despacho.

El jueves me fui durante media mañana al banco para arreglar la transferencia al administrador.

El viernes estaba tan histérica que también me fui antes de mi hora.

 

Hoy, cuando ha llegado Superjefe, le he dicho que me iría antes para ir a firmar el contrato, y que durante la semana le pediré el día de traslado:

 

-         Jefe, que hoy salgo antes pero que ya está, que a partir de mañana, y descontando el día de mudanza, volveré a mi horario normal y recuperaré las horas.

-         Cómo, trabajando de nueve a nueve?

 

Juas, si es que mi jefe es así.

 

Si, amigos.  Cucaracha se muda.  Como que firmo hoy en contrato y hoy me dan las llaves.  Así de rápido ha ido el asunto.

 

Emilio resultó ser un señor mayor con unas ideas un poco especiales sobre la venta inmobiliaria…

 

Para empezar, nada más encontrarnos en el portal intentó endosarme otro piso que, sin haber visto yo nada todavía era "mucho mejor que este, más grande, más bonito, una maravilla".  Y más caro, Emilio, más caro, que soy novata pero no tonta.  Subiendo las escaleras me dice "así que estás buscando algo pequeñito, no?  Pues este piso te va a gustar".  En ese momento pensé que ya no quería ver el piso.  

 

Luego Emilio no tenía muy claro que puerta era e intentó fuerzarle la cerradura al vecino (esto es empezar con buen pié).  Cuando encuentra la puerta correcta no acertaba con la llave.  Al final conseguimos entrar (yo a punto de salir corriendo escaleras abajo). 

 

Jo.  Jo.   Que bonito.  Todo blanco, todo nuevo.  Muebles blancos con complementos blancos, un sofá rojo, una cocinita monísima, un dormitorio enano pero con ventana al balcón.  Un baño pequeñísimo pero nuevo (y todo todo blanco).  Un balcón pequeñito pero que deja entrar una luz que a las seis de la tarde en ese pisito blanquísimo era cegadora.  Parquet, aire acondicionado, full equip… hasta toallas y sábanas, tiene!

 

Diossssss, lo quiero…..  Miro a Emilio.  Emilio mira el piso como con desprecio.  Me dice:

 

-         Cuanto piden por el piso?  - Que?! Emilio por favor, que el comercial eres tu!  Como puedes no saberlo?!, pienso
-      X80€ al mes – No se a que atenerme.

-         Puf… pues no lo vale.  X80?  Que va, ni de coña.  Mira, cuando llames a la chica, dile que te he dicho yo que te lo deje en X50€.  Y aún…

-         ¡!?? – Que es todo esto?! Decido ponerme seria – A ver, supongo que tendréis mucha gente interesada, pero aún así, a mi me interesa mucho el piso.

-         De acuerdo.  Pues es tuyo.  Toma la tarjeta del despacho y llama a Mayte, que te de hora para pasar a firmar el contrato.

-         Pero… habrá más gente para verlo, no? – No picaré por segunda vez.

-         Jajaja!  No, si tu lo quieres tuyo es, no lo vamos a enseñar más. - Parece que Emilio no tiene muchas ganas de currar.

 

Diossss….. El martes fui a ver al admisnitrador a su despacho y hablé con una tal Lorena.  Vale, si, impresionante.  El despacho está en la misma manzana que La Pedrera.  Si querían acojonarme lo consiguieron.  La mesa del despacho era de cuero, DE CUERO.  En mi vida había visto yo una mesa de cuero.  Lorena se mosquea con Emilio por haberle bajado el precio y me informa de que se mantienen los X80€.  Vale, por 30 leuros no vamos a discutir.

 

Me explican todo.  El piso tiene truco, pero es aceptable.  Se trata de un piso que suelen alquiler por temporadas cortas, lo típico: estudiantes de Erasmus con papá solvente, estudiantes de masters con padrino, ejecutivos en viajes de negocios, etc, por eso el piso está impecable y totalmente equipado.  A mi me lo alquilan por dos años prorrogables.  El precio, visto el piso, es una ganga.  Lo malo es que en el contrato constará como residencia no habitual, por lo que no desgrabará en la renta y puede que no me pueda empadronar, y de ahí el bajo precio.  Da igual.  Es estupendo.  Me lo quedo.

 

Si es cierto que hoy me dan las las llaves… esta tarde me pasaré por ahí, a ver mi NUEVA CASA!!!

 

Ya me han informado.  De hecho todo mi entorno parece estar obesionado con la tradición: Lo primero que tiene que entrar por la puerta es un paquete de arroz, sal y aceite, para que nunca me falte nada.  Mi madre añadió que también debo entrar con una escoba por delante, para limpiar el piso de malos rollos.  Gema añadió que el arroz, la sal y el aceite es tradición que lo regalen los vecinos, pero después del intento de Emilio de allanarle la morada no me atrevo a pedirle nada al vecino.  Y Sandra añadió que una cosa que todo el mundo olvida es llevar papel de water (mira, ésta chica me ha dado un consejo práctico).

 

Así que si el vecino no se acojonó lo suficiente, hoy verá a una cucaracha entrar por la puerta del minúsculo pisito con una escoba en modo ariete, el bolso colgando, las bolsas del super arrastrando y cantando "Carros de Fuego" a grito pelado.

 

Y a partir de mañana: La Mudanza.  Ah! Y otra cosa!  El objetivo es estrenar el pisito el Fin de Semana con una cena Eurovisiva.  Tengo que conseguir que alguien con coche me ayude con la tele…. Papáaaaa!!!

 

 

martes, 13 de mayo de 2008

Aquí seguimos…

 Todo el fin de semana sin internet, sin agua caliente, sin playa, sin bici, lloviendo… imaginando como los que se quedaron con el pisito van pintando y amueblando…. Que tortura de fin de semana! Y he sobrevivido!  Y me he hecho más fuerte (y ligeramente más neurótica: vamos a considerarlo daños colaterales).

 

Hoy, martes, tengo internet de nuevo, y mis compañeros de piso descubrieron que yo no he nacido para arreglar todo lo que ellos rompen: Les demostré que con agua fría también te puedes duchar y que si querían agua caliente, que movieran el culo.  A los dos días, el calentador ya funcionaba sin que yo hubiera movido un dedo.  Vaya vaya… cuando los tenga adiestrados podré irme con la conciencia tranquila.

 

Sigo con mis planes de poner pies en polvorosa.  Esta tarde, otro piso.  Es un poco más caro (bastante más), pero está totalmente amueblado y equipado, exterior en una calle muy tranquila, conozco la zona porque es el barrio donde crecí,… pero lo llevan enseñando desde el jueves, llego bastante tarde.  Vamos, que si os soy sincera voy a verlo por si Emilio, el comercial, está bueno.  Hay gente que tiene Facebook, yo miro pisos.

 

También esoy esperando a que se hagan las cuatro para llamar a otra oferta que he visto.  Esta vez seré la primera en verlo!!  Me estoy tomando esto del piso como una campaña militar.  Si hasta me ducho con agua fría!  Pronto entraré en las inmobiliarias reptando por el suelo, con la cara tiznada y el machete entre los dientes (para cortarles el tendón de aquiles a los demás interesados en el piso y llegar yo primero a todas las ofertas).  

 

Esto es la guerra (que no la guarra, la guarra vive en la primera habitación entrando a mano derecha)!!!

 

El día que me ponga a buscar novio, temblad hombres del mundo.

jueves, 8 de mayo de 2008

Sigua jugando con nosotros

Pues eso: lo sentimos pero no has sido la afortunada.   En fin.

 

Cancelé la cita que tenía para ver un piso ayer por la tarde, porque recordé que barrio es, y es feísimo (el típico barrio dormitorio de bloques de cemento sin un triste árbol…).  Y me fui a beber cerveza con una amiga.  Pobrecica, se ve que ya estaba pensando en el regalo de inauguración de mi casa. 

 

Mañana voy a ver otro piso recomendada por la administradora de fincas que llevaba el estudio-duplex-tipo-loft, que le he debido caer bien porque sin yo pedríselo me ha recomendado y pasado el contacto de otro administrador que tiene pisos parecidos al que yo quería.  Pero ilusión cero patatero.

 

Es que es todo un desengaño… él no me quería… sigo pensando en él, nunca encontraré a nadie como el estudio-duplex-tipo-loft…  Je.  Si me pongo melodramática me da la risa. 

 

Mi chiste del día es "Le dieron el piso a los trolls, pero si queréis romperles las piernas… se dónde viven". 

 

Ay… (suspiro)….. dejemos de hablar de pisos por un instante.  Buscando algo por internet encontré la siguiente descripción, refiréndose a un persomaje de cómic. Se me olvidó apuntar de dónde lo saqué y no puedo encontrarlo, así que si alguien se siente robado, que se manifieste:

 

 

"Podría ser el gruñón del grupo, pero el prefiere considerarse un intelectual trasnochado, que gusta de la soledad y aprecia a muy poca gente"

 

 

Coño!  Soy yo!!  SOY UNA GRUÑONA!!  Pues sinceramente, creo que si gruño, será por algo.

miércoles, 7 de mayo de 2008

Ya no estoy nerviosa… sólo triste…

He llamado.  No me pueden decir nada porque todavía no han hablado con el propietario.  Tienen toda la documentación que les entregamos (y bastantes de los 19 dimos los papeles) pero todavía no lo han "valorado", y que de todos modos hay una persona por delante de mí.  Creo que le ví y ya le odio.  Mañana "nos" dirán algo al respecto, y que negro lo veo...

 

Y si algo duele, puede doler más:  la becaria que tengo en el departamento tiene el don de decir lo que menos te interesa que se sepa delante de la persona que menos te interesa que lo sepa (la típica mari que te pregunta delante del chico que te mola "Oye, pitufina, como estás del herpes?").  Y ayer no comí en la oficina por ir a ver el piso, y ella se lo contó a toda la empresa durante la hora de comer "Hoy vengo sola porque Cuca ha ido a ver un piso". "Si, hoy Cuca ha ido a ver un loft en el barrio molón"  "Cuca va a alquilar un atico en el barrio guay" "Cuca se va a vivir a un loft-duplex en el barrio pijo".  Y la noticia a corrido como la pólvora (demostrando que o soy absurdamente popular o bien que en esta casa se aburren mogollón).  Y hoy todo el mundo me pregunta por el p*** piso de m*****.   Una cosa es que lo sepan mis compis, y otra que lo publiquen en la intranet.  Además los 35 metros cuadrados se han convertido en 60, el balcón ahora resulta que es una terraza, se ha movido varias calles y ahora está en el barrio pijo en lugar de en el barrio molón,... vamos que el pisito ha pasado de ser un cuchitril a ser de lujo.

 

Quiero llegar a mi casa, echarme el edredón encima y llorar un rato a solas. 

 

Vosotros creeis que si hubiera moderado más mi alegría y mis esperanzas ahora me sentiría menos miserable?  Lo del piso que voy a ver esta tarde se lo he contado a una soloa persona y ya me estoy arrepintiendo.

 

 

Con el corazón en un puño

El piso es… bonito.  Muy bonito.  La primera vuelta que le di lo vi lleno de fallos, pero a la segunda ronda empecé a verle muchas posibilidades.  Dije que si al momento, inlcuso le mostré los papeles a la administradora, pero como faltaba una nómina (llevaba una y piden dos, que fallo), me dijo que pasara esa tarde por la oficina a dejárselos.

 

Y pasé por la oficina y el señor que me atendió me dio muy mal karma.  Me aceptó el sobre con la documentación y con una risita de medio lado me dijo "Ya te llamaremos" y me cerró la puerta.  La administrativa me dijo que me llamaría hoy, y estoy hecha un flan.  Habré pasado la selección?

 

El piso es muy bonito.  Tiene una mini (y digo mini) cocinita, un salón comedor muy amplio con un balcón por donde entra muchísima luz, unas escaleras llevan al piso de arriba donde está el dormitorio, abuhardillado, y el cuarto de baño.  Hay que ver como dan de si 35 metros cuadrados.  Cuando leí que era un "estudio duplex tipo loft" pensé… cuchitril al cubo!!  Pero es muy bonico.

 

Sólo hay que repintar el baño, poner luces en el baño y en la cocina y meter algunos muebles (una cama, por ejemplo?).  Y entrar a vivir.

 

Pero resulta que había 19 personas en lista para ver el piso.  En principio, entregando la documentación ya te lo reservan, pero eso es en la teoria.  En la práctica, en el casting, a todos los que dicen que si, les piden la documentación necesaria para hacer el contrato, y luego, en la intimidad de su despacho, el administrador compara nóminas y se queda con el inquilino más solvente.  De esas 19 personas, cuántas habrán dicho que quieren el piso?  Cuántas cumplirán los requisitos? 

 

Estoy un poco triste porque el piso me ha gustado, y aunque he seguido los trámites para que todo salga bien, puede que todo sea una fachada y mi piso se lo den a otro inquilino más apetecible.

 

Esta tarde voy a ver otro piso, esta vez en un barrio mucho menos molón, un ático sin ascensor.  Más baratico pero a la vez más caro, porque lo que me ahorro en alquiler lo tengo que dar en aval y gastos de agencia, así que a la larga me sale por lo mismo.  Me gustaría saber algo de mi querido estudio-duplex-tipo-loft antes de ir esta tarde a ver el otro (para saber si tengo que repetir el proceso de meterle la documentación bajo la nariz al comercial y gritar me lo quedo!).  Se que la administradora que me atendió está sólo por las mañanas, así que para no parecer una ansiosa voy a llamar a eso de la una o una y media.  

 

Es como… como haberme acostado con George Clooney, haber pasado una noche fantástica, haberle dado mi teléfono… y ahora estar esperando a que me llame.  En la oficina dicen que si no supieran lo del piso, pensarían que me he enamorado.

 

Voy a llamar.  Seguiré informando!

lunes, 5 de mayo de 2008

El casting

Estoy nerviosa porque mañana iré a ver el que en mi cabeza ya es el piso de mis sueños.  Pero a la vez estoy aterrorizada por el casting de la inmobiliaria.  Alguna mala persona ya me ha dejado mal cuerpo por decirme que existe la posibilidad de que la agencia le de el piso al primero que diga que se lo queda, y yo soy la cuarta en verlo.

 

Otra persona indigna me dijo que seguro que el piso tiene gato encerrado.  No puede ser tan bueno.  Gato encerrado, dice?  Treinta y cinco metros cuadrados, en un edificio antiguo, el alquiler no es que lo regalen precisamente… que gato encerrado va a haber?  Aunque mucha otra gente si me está dando ánimos (gracias!)

 

Lo más seguro es que la agencia haga casting de inquilinos… y yo voy preparada para matar!  Que no, que no he visto el piso, que primero me tiene que gustar, pero a poco que lo vea habitable, con que tenga luz suficiente como para que crezca un potus y no haya cucarachas bailando claqué en la encimera de la cocina… me lo quedo. 

 

Tengo incluso pensado la ropa que me voy a poner.  Camisita blanca de rallitas (que lleva una calavera bordada en la pechera, pero con el pelo no se ve), zapatitos de niña bien, pelo lisito y suelto y mi carita de niña buena a tope.  La imagen que quiero dar es: Soy super responsable, de muy buen trato, pago puntualmente y sin falta, solvencia contrastadísima, hay un papá rico que cuida de mi (mentira!, pero eso no lo saben).  Además voy a llevar una copia de mi contrato (indefinido!) y de mi nómina.  Y mis tarjetas de visita donde pone claramente que soy secretaria de dirección en una empresa farmacéutica (de un director, no del Super Mega director, pero eso, no lo saben tampoco).

 

Lo que sea para convencerles que soy la inquilina ideal.  Me aconsejó una amiga de la que me fío que si el piso me gusta, les presione para pagarles ya, ponerles el dinero delante e insistir.  Me habló incluso de llevar el dinero en metálico, pero lo veo muy bestia.  La oficina de mi caja de ahorros chachi está a sólo dos manzanas, puedo ofrecerme a pagarles al momento sin llevar encima tanta pasta.

 

Y además de nervios y terror… tengo pánico a que:

 

-         El piso no me guste o peor aún, tenga dudas.

-         Me guste y se lo hayan dado a otro

-         Me guste y no me consideren digna de habitarlo.

 

Cuando dejé de fumar no se lo dije a nadie, aún hay gente que cree que fumo (y mejor así, porque Mercedes Milá hay muchas y muchos, y sólo falta que les digas que lo has dejado para que salga el nazi antitabaco que llevan dentro y quieran hacerte de su secta y regalarte un ambientador para que les pegues en la cabeza a los fumadores).

 

Pero con el piso me dio el ataque de nervios y se lo conté a todo el mundo.  A Superjefe, a mis compis, a mis amigos (a TODOS mis amigos) a mis padres, a mis gatos… y ahora hay una expectativa enorme y como el piso no me guste o no me lo den, será peor que si volviera a fumar y lo tuviera que reconocer públicamente.  Por cierto, los únicos que viven en la ignorancia son mis compañeros de piso y mi casera actual: no tengamos malos rollos antes de tiempo.