viernes, 27 de octubre de 2006

Out of the office

Me he escapado a comprar un sandwich de la máquina, y ahora estoy degustando este trozo de esponja que es el sandwich, intentando con todas mis fuerzas no arrancarles los ojos con el abrecartas.

La semana que viene estoy de vacaciones, así que hoy es mi último dia, y como los viernes salgo a a mediodía, ha empezado la tortura llamada "no te vas a ir de vacaciones tan facilmenteA dos horas de empezar mis vacaciones he odio: "Puedes porfavorsinoteimporta escanearme esto antes de irte?". 'Esto' es un dossier con separadores cada cuatro páginas, post-it, hojas grapadas... del año 2005.

Cuando faltaba una hora y media he oido: "Puedes porfaplisplis escanearme con urgencia este fax que lleva dos semanas ignorado sobre mi mesa y me he percatado de su existencia ahora, que he visto que te ibas de vacaciones.

Cuando faltaba una hora... "Uf, tienes que prepararme este contrato con prioridad máxima, pero voy a tener el contarto en la mano entreteniéndote con anécdotas insulsas de mi hijo de forma que cuanto te entregue el contrato te haya dejado tan poco tiempo que tengas que quedarte una hora más para acabarlo".

Falta media hora y lo tengo todo hecho. Valgo mi peso en oro. Hace una semana que reclamo que me den todo lo que tengan pendiente para que la semana que viene no me tengan que llamar al móvil mientras yo estoy de compras, para pedirme chorradas. Pero me lo dan a última hora, para probar mis reflejos y mi paciencia. He tenido que correr por la oficina dejando mechones de pelo tras de mi, pero ya he acabado y no me he quedado calva del todo.

miércoles, 25 de octubre de 2006

Welcome to Stock

- Hola buenos dias, llamaba para hacer un pedido, tres cajas de folders multitaladro, dos cajas de uñeros, tres cajas de boli azul.
- Pues de todo tenemos en stock, así que te puedo servir el pedido ya mismo. Te llegará de tres semanas en adelante
- Tres semanas?!
- No. De tres semanas en adelante.
- Y a cuántos años luz dices que está Stock?
Había una vez un lugar muy lejano llamado Stock, donde habitaban en armonía el material de oficina, los recambios para cafeteras, las piezas de recambio de los coches, ly os elementos de grifería.
Stock es como Narnia. Está en el fondo de un armario y sólo es accesible para unos pocos elegidos. El fontanero: "Esta juna tórica la tenemos en Stock, deja que vaya a buscarlo y mañana tienes la ducha arreglada, morena". Y pasan los dias y el fontanero no regresa. La princesa sigue esperándolo al pié de la bañera, y los dias transucrren sin noticias del fontanero, dias y dias,... Se imagina al fontanero plantándole cara los terribles basiliscos de Stock, con su mondadientes como única arma. La princesa cada vez emana más efluvios ponzañosos, pero ha jurado que sólo se bañará cuando fontanero regrese sano y salvo de Stock. Al cabo de de muchos dias, el fontanero regresa con la junta. "Pff! Pues no resulta que voy, y que no, que no hay junta, que hay que pedirla, que voy y la pido y van y me dicen que la tienen en Stock, que me la mandan así que la encuentren y me tiro cuatro dias esperando me llegue la junta?"
Stock debe estar a varios años luz de nuestro planeta, o bien en otra dimensión. Por eso cada vez que oigo decir "Está en Stock", me imagino a la Charo, de suministros, poniendose el pijama para entrar en el módulo de teletransporte al grito de "Beam me up, Scotty! A por dos tuercas de palometa y una broca del doce".
Mientras me documentaba para este post, he descubierto lo siguiente en una web que mantendré en el anonimato:

"El bricolajero de pro podrá adquirir fácilmente toda clase de herramientas eléctricas como lijadoras de banda, orbitales, rotorbitales, esquineras, taladros con cable o a batería, atornilladores eléctricos sin cable, amoladoras, sierras de calar, decapadoras, ingletadoras, sierras circulares, etc. "

Ingletadora? Que es, una "Silkepil" muy especializada?



martes, 24 de octubre de 2006

Fill de puta! desde el cariño y la amistad

Este fin de semana no ha habido fútbol, y es un alivio, porque a mi no me gusta mucho. Lo disfruto sólo visto desde el campo, con el bocadillo y la cervecita. En verdad sólo disfruto del bocadillo y la cervecita. Lo reconozco, no me gusta er fúrbol.
Por eso ha sido un alivio que este fin de semana no hubiera fútbol. Y no se porqué, sólo se ha hablado de Alonso. Pero fútbol... no, no ha habido fútbol. BarnaCity está como encerrada en una cápsula del tiempo, que se ha saltado una jornada de liga. Y mejor, porque a mi, que no soy ni de un equipo ni de otro, me va perfecto, por una vez no se oye a ningún comentarista aficionado de los que pululan por las calles y los bares de mi ciudad.
Esta introducción no tiene nada que ver con lo que voy a contar hoy. Pero me ha salido así.
Hay una cosa que acarcteriza a los catalanes: que insultan en castellano. Y es que los insultos en catalán no tienen fuerza, son como una acelga (os voy a regalar un poquito de mi segunda lengua: "bleda asoleiada" esto es "acelga puesta al sol", es un forma típica de llamar pusilánime a alguien).
Con esto quiero decir que es normal oir a un tipo saludar a sus colegas con un "Hola, fills de puta!" (no hace falta traducción, verdad?). Y nadie se enfada. Hará unos diez años, el cantante del grupo Sopa de Cabra salió al escenario gritando "Bona nit malparits!", y fué instaurado como un grito de guerra. Podías entrar a un bar y soltar "Bona nit malparit, em poses un café?", que nadie se inmutaba. Hace ocho años pasó de moda, y me temo que en breve volverá como revival.
Recordais la serie Dallas? Pues en Catalunya la emitió TV3 en una época de normalización lingüística en que presentadores y dobladores tenían que trabajar con el Pompeu Fabra, el equivalente al Maria Moliner, en la mano. Pues lo que el resto de España oyó como "Eres una mala puta Sue Ellen", aquí nos retorcíamos por el suelo de la risa que nos entró al oír a JR decir "Ets una mala púa Sue Ellen" con acento del Maresme. Púa? PÚA? Con un respeto hacia mi otra lengua materna, púa nunca volvió a ser un insulto.
Y es que es un idioma muy gracioso. Una vez tuve un novio cántabro que se rasgaba las vestiduras cada vez que alguien le decía algo así como "Acerquémonos a esa paradita a ver si venden chuches". Se ponía de los nervios "No es una parada, parada es donde para el bus, o donde para el metro, pero eso de ahí es un tenderete! Los catalanes no sabéis hablar con propiedad!" A mi me encantaba respoder a eso con un " Pero hombre, tu ves que se mueva? No, porque está PARADA!".
Y otra que me encanta. Cuando un catalán habla en castellano no usará la palabra "escaparate", usará la palabra catalana "aparador". Y tiene su lógica, porque tu vas por la calle, ves un escaparate y te aparas.
Más insultos en catlán. Pixapins ("mea-pinos"), es lo que nos llaman en el resto de la provincia a los que venimos de Barna capital. También dicen de nosotros que "busquem trunfos als arbres", o sea, que buscamos patatas en los árboles.
Los insultos en catalán no insultan, no tienen peso para ello. Llamar a alguien "desgraciat" es casi una palabra de consuelo, por eso se hace un alarde de bilingüismo y se grita "Desgraciaooo!!" a la vez que te quedas descansado
Vosotros creeis serio decirle a alguien que es un tapón de bañera, o que es un lame-hilos? Por eso insultamos en castellano. Si algún catalano-parlante lee esto, siento el rollo que te he pegado, xato, pero aprovecha para decir si he cometido algún error.

Marmota's day

Ayer estuve hasta la una escribiendo un post de p... madre que se fué a la porra porque se colgó el ordenador. Tengo mucho sueño y acabo de comer, se me cierran los ojitos, y aunque estoy escuchando a los Beasty Boys, temo quedarme dormida sobre el teclado.
Me gustaría tener la habilidad de dormir con los ojos abiertos. Jo, que triunfada. Eso y el poder de saber siempre si alguien está mintiendo. Con estos dos superpoderes no necesito nada más.
Yo soy una pequeña marmota. Cuando iba al instituto hacía lo que bauticé como el dia de la marmota, que era dormir 24 horas seguidas. Pero mucho mejor era el fin de semana de la marmota, que consisitia en irme a dormir el viernes con la siesta y levantarme el lunes para ir a trabajar. Que si eso es posible? Pues claro, yo lo he hecho.
Y una vez en una discoteca me quedé dormida sobre un altavoz. Eso que pasa que estás cansado, pero no han abierto el metro todavía y puedes llegar a tu casa, y para esperarte en la calle te esperas a cubierto en la disco. Buscas un sitio para sentarte, y estás perdido. Eres el que se quedó dormido en un altavoz para los restos de tu vida.
Si tuviera el superpoder de dormir con los ojos abiertos me pegaba una siesta que pa qué. Con la babilla cayendo.
Me he despejado un poco. A ver si me animo y reescribo el post de anoche.


Me cago en la leche!

Se me ha borrado colgado el ordenador y he perdido el post... Tranquilidad. Mañana le robaré tiempo a la empresa y lo reescribo.

Buenas nocheeees......!

domingo, 22 de octubre de 2006

Zapatos mágicos

(Domingo noche y esto es un asco. Me come el aburrimiento. Voy a hacer un performance privada.)

Ayer salí a la calle en busca de aire nuevo. Me vuelvo a sentir pequeña, pequeña... confundida y llena de rechazo a mi misma. Agarré al vuelo el bolso y un jersey y me fui a perderme en el Barrio Gótico. Las calles del Gótico son como un bálsamo para mi, están vivas y son viejas, muy viejas, ya lo han visto todo y todo lo entienden, esconden tesoros y sitios mágicos que no salen en las guías, son para las almas perdidas que buscan diluirse en algo más grande, algo que les supere hasta el punto de abandonarse y dejar de sentirse a si mismas.

No buscaba nada en concreto, sólo perderme y a ver a dónde iba a parar. Llegó un momento en que asusté, porque realmente no sabía donde estaba. Perdida en las callejuelas que rodean la Catedral, pero sin poder decir dónde estaba el mar y dónde la montaña. No entraña peligro, porque si sigues caminando, o vas a parar a Las Ramblas, o a Via Laietana, o al Paseo Marítimo. Pero disfrutaba de no saber dónde me encontraba.

Puedo pasar horas caminando sin rumbo, mis pensamientos fluyendo libremente, intentando entender porqué me siento tan pequeña y llena de rechazo. Creo que en alguna recodo del camino, bajo alguna gárgola, lo entendí: porque no logro conjugar lo que soy con lo que proyecto. Me siento atada a la visión que se tiene de mi. Tengo veintisiete años y aparento unos dieciocho, y no por la forma de vestir. Mi cara, mi altura, mi sentido del humor... hay mucha más gente de la que os pensáis que confude el madurar con perder el sentido del humor.

Mi sentido del humor ácido y gamberro hace creer a muchos que soy la alegría de la huerta, que soy una buena persona que hace de tripas corazón para sacar el lado bueno al problema. Pero en el fondo soy la adjunta de Satanás (en las cariñosas palabras de una amiga que sabe lo que dice). Tengo un lado oscuro hecho para la maldad, pero quiero ser buena persona y me freno. Da igual que un dia muestre mi lengua viperina por descuido, no me tomarán en serio, porque no se creen que yo tenga tal talento para herir, descuartizar, y echar sal en las heridas. Es muy complicado de entender, pero yo aguanto con paciencia lo que me echen, porque si estallo, les arrancaré la cabeza con mi lengua afilada y mi atroz facilidad para urgar en los dolores ajenos.

Mi look ideal es el Dita Von Teese, pero cualquiera sale a la calle vestida de Pin Up. Me imagino en el trabajo, apoyada en la fotocopiadora, esperando que la máquina me acabe los dossiers, con un vestido negro años cincuenta chupando un chupa-chups (no se puede fumar), con unas pestañas como abanicos, hablando con voz ronca y sensual, y cruzando y descruzando las piernas, haciendo que el tacón vertiginoso de mis zapatos haga un ligero siseo al rozar las baldosas. Pero NO. Yo voy al tajo con tejanos, camisetas, zapatillas y una cola de caballo que parezco Nadia Comaneci a punto de ganarse otro diez.

Y me miro en el espejo y me doy asco, porque no llevo los labios de rojo intenso porque me quedan mal, porque mis pies no aceptan según que zapatos, porque mi pelo tiene personalidad propia y no congeniamos lo suficiente para salir de la cola de caballo, o, en su ausencia, del estilo "I want to be the Lion King" (otro amigo gracioso que tengo por ahí que le dió la vena de ser poeta. Capullo.)

La gente se soprende cuando descubren mis gustos, y lo primero que les cruza la mente es que me hago la interesante. Que yo no soy así. Y de esta forma veo como ignoran a la persona que soy, y me veo llevando la máscara de una niña buena que finge ser una niña mala. Joder, que ya estoy cansada.

No es sólo por la manera de vestir, son muchas más cosas. A mi madre no la puedo convencer de que los sábados y domingos suelo levantarme pronto para aporvechar el dia. Según ella duermo hasta el mediodía o más. Mis compañeros de trabajo se piensan que soy una fiestera, que me paso las noches de marcha hinchándome de mierda. Hace más de un año que no piso una discoteca. Mi estilo son los bares chill-out pijoteras y los antros antiquísimos del casco antiguo. Y he ido haciendo criba de los amigos polipockets (vocablo acuñado por V. y yo para designar a los amigos de un ex-novio gilipollas que, como el susodicho ex-novio, eran todos politoxicómanos, y además, bajitos), porque sólo me han dado problemas. Lo tuve dificil hace un tiempo, cuando nadie de entre la gente de mi entorno aceptaba la idea de que yo no me metiera más mierda que tabaco, alcohol y algún porro de vez en cuando (que joder, ya es bastante no? Hígado, pulmones y sistema nervioso a tomar por culo).

En definitiva, que por lo visto aparento ser una niña con cara de buena que es drogadicta de fin de semana (hay horarios para eso?). Y en realidad lo que quiero ser es una hija de puta vestida de putón verbenero de época, pero me contengo en mi maldad por temor a los daños que le pueda hacer a gente que se lo merece, y soy demasiado cobarde para echarle cojones y salir a la calle vestida de diva de cabaret.

Eso iba pensando yo una tarde de cielo azul entre las calles adoquinadas de un barrio muy viejo.

Y, oh! Sorpresa! Los vi. Mis zapatos. Perfectos. De cuña con pulsera al tobillo, piel negra y lijero bordado en morado. Preciosos, y mios! Me los probé y estaban hechos a mi medida. Estaba tan asombrada por mi encontronazo con los zapatos que si Amelie Poulain hubiera sacado la cabeza por la puerta no me hubiera extrañado.

Los compré ipso facto. Seguí paseando y de la misma forma encontré un anillo perfecto para los zapatos (este complejo sentido de la estética sólo lo pueden entender las imeldas como yo). Y un colgante. Y un bolsito,...

Después del arrebato consumista me vine para casa. Quedé con M. para enseñarle mis allazgos y estrené mis zapatos mágicos. Era subirme en ellos y enfrentar las cosas con más valor. Unas zapatos pueden hacerme esto? Si, si son los zapatos que alguien hizo pensando en mi.

Y hoy, después de pasar medio domingo inmersa en el tedio, me ha dado por dedicarme a mi misma una performance.

Y ahora estoy fumando de un narguile prestado por M., calzada con mis zapatos mágicos, mi vestido de Dama Negra, mi anillo en el dedo y el colgante al cuello. Sola en mi cuarto escuchando jazz y escribiendo este post.

miércoles, 18 de octubre de 2006

Toshi

Gente, este es Toshi. Toshi, la gente. Bienvenido al blog, Toshi.

Toshi es mi ordenador. Mi primer y único ordenador, lleva ya siete años conmigo. Cuando me lo regaló mi padre era un portatil modesto. Ahora hay iPods con más capacidad que él. Durante años a sido mi posesión más preciada, ahora mi posesión más preciada es mi gato. Bueno, cada uno en su categoría.

Toshi es más animal de compañía que el gato, y aunque el gato procesa mejor y no se queda sin bateria, no graba CDs. El gato y Toshi han tenido sus rencillas, que se han saldado en dos teclas menos para el portátil y una esquina roída. El gato le arrancó tres teclas, pude salvar una, pero las otras dos las encontré vomitadas en un rincón. Pero de todo lo malo sale algo bueno. Cuando le conté a un ex informático que el gato se había comida la tecla F2 me dijo "Y ahora como renombras?!!". Lo veis? Ya sé para que servía F2. La otra tecla perdida no se cuál es, nunca la pude identificar pero tampoco la hecho en falta. (Inciso para geeks: si, el gato sigue vivo).

Otra batallita del gato informático (y acabo): Una vez tuve una impresora, que no resultó tan lóngeva como Toshi, que a veces sacaba las hojas rasgadas. Yo me acojonaba porque de informática se poco, pero entonces era una nulidad (llegué a llorar de deseperación porque no encontraba el botón para hacer reset, y esto sólo lo cuento en confianza). Así que me senté frente a la impresora, mientras imprimía una prueba, para ver dónde estaba el fallo. Pues el fallo maulla y come friskies. La muy hija de gata se escondía detrás de la impresora, y cuando salían las hojas estiraba la zarpa para "cazarlas". Hay que decir que mi padre (de casta le viene al galgo) tenía una variante del gato informático. Estiraba las hojas nada más asomában para que "imprimiese más rápido", y ponía el grito en el cielo porque le salían los informes emborronados. La genética está en mi contra.

Toshi ha sufrido mil percances. Una vez se puso en "modo solución de errores", que no se si os ha pasado nunca pero la pantalla se vuelve pequeñísima, puedes trabajar igual, pero tu escritorio es del tamaño de un paquete de cigarrillos. Estuve tres meses así, sin poderlo arreglar, y por orgullo casi me quedo ciega. Hasta que mi padre, que había renunciado ya a sus derechos sobre el ordenador, se lo llevó a un amigo suyo "que sabe de estas cosas" (pobrecico), y lo tuvo tres dias reiniciando programas.

Luego de eso funcionó bien un par de años más, hasta que empeoró. Se colgaba, mínimo, dos veces por sesión, no podías tener abierto más que un programa a la vez. Y con esto quiero decir que no podías escuchar música y abrir el word a la vez. La situación era tan dramática, y Cuca seguía siendo tan orgullosa que no pedía ayuda, que acabé por pegar un palillo con celo al portátil para no tener que estar levantándome en busca de un boli o algo puntiagudo para darle al reset cada vez que se colgaba. Era el recochineo de mis amigos.

V., que me arregló el portátil desinteresadamente y por gusto (es un poquito geek y un gran amigo), cuando quiere saber si me está dando problemas el ordenador o no, directamente me pregunta si "he vuelto a pegarle un palillo al Toshi". La verdad es que el ex informático, durante la segunda crisis de mi ordenador, casi me convence de que lo tirara (literalmente: tirar a la basura) y me comprara un mac. Yo creo que eso aceleró la ruptura. Mi portatil tiene limitaciones, pero me es de mucha utilidad.

Hay webs que no veo bien, y si abro el emule, porque lo he instalado a ver que pasa, va superlento (me fumo un cigarrito mientras piensa, y hago el gag de darle cuerda con una manivela imaginaria). No me deja poner links ni fotos en el blog, ni lee Cds con el Windows Media Player, los escucho con el programilla de la grabadora.

Desde que V. lo tocó, no ha vuelto a tener ninguna gran crisis, aunque le borró el Office. Tampoco uso mucho el Office, la verdad es que tardé año y medio en descubrir que no estaba. Los trabajos de la universidad o bien los hago en el curro (madrugo como una cabrona para que no me moleste nadie ni restar horas de curro), o los hago en el Toshi. Escribo el trabajo a partes en mails que me envio a la dirección del curro, y luego lo pego todo en una hoja de word. Orgullosa y apañada, si señor. A mi Toshi no renuncio por nada. Y tampoco pido ayuda por nada.



Jo, está cayendo el segundo diluvio universal, menos mal que hoy no he regado las plantas.

lunes, 16 de octubre de 2006

No sin mi videoclub

En otro post he explicado los problemas que tengo para hacerme socia de un videoclub, y aunque pensaba que estos problemas se habían terminado, veo que el destino va a seguir puteando un poco más.
 
Por fin he conseguido que me domicilien la factura del móvil.  Recibí la factura de septiembre en el piso donde llevo ya más de dos años viviendo y sufriendo el calvario de no tener videoclub (y donde almaceno todos los DVD que he tenido que ir comprando con mi dinerito, trincu-trincu, como si a mi el dinero me sobrara).  Después de que me vetaran el paso en todos los videoclubs del barrio por no estar empadronada, después de que cerrara Blockbuster por quiebra, el único videoclub que me admitía como socia a pesar de estar la hóstia de lejos de mi casa, después de los malentendidos con Movistar,... por fin, con mi factura en la mano, me fuí al videoclub friki de la esquina, al que le tengo echado el ojo desde hace más de dos años.
 
"Vas a ser mi videoclub", le murmuraba cuando pasaba por delante arrastrando el carro de la compra.  "Serás mi cita de los sábados por la noche.  Hablaré de frikadas con el propietario trekie, me llenaré los ojos de las pelis que siempre he querido ver...".
 
Pero no!!  No puedo!!  Los Hados no me dejan!!!  Fui el miercoles, el viernes, el sábado, el domingo,... siempre cerrado.  "Deben hacer puente", pensé.  Puente?  Sabeis de lo que hablo?  De autoengaño!! Hoy lo he buscado por internet.  Mi videoclub, mi videoclub platónico de todos estos años, de todos estos sábados de pelis malas en antenatrés,... mis sueños cinéfilos,... el Andrómeda se traspasa!!!  Estoy de-so-la-da.
 
A ver, calma, hay más videoclubs en mi barrio, pero ESE tenía que ser mi videoclub.  Es como cuando le echas el ojo a un buenorro para que luego te lo robe una arpía sin escrúpulos.  No quiero otro videoclub, quiero MI videoclub!.  Siempre puedo comprarlo.
 
Esto... mejor no.  Buscaré otro.  Soy una mujer adulta (que rao me suena esto, oye) que buscará otro videoclub.
 
Hay más peces en el mar.

domingo, 15 de octubre de 2006

Santo patrón de mi maleta

Estoy pachuchilla... debo estar incubando algo feo, no tengo ni ganas de ver House, sólo quiero meterme en la cama bajo el edredón (si, va a ser que estoy enferma de verdad).

Se me olvidó comentar que he sufrido un caso paranormal. Se me rompió la maleta en Dublín, y la tuve que facturar rota; pues para mi sorpresa la recogí en el Prat arreglada. Y volando con Iberia. Que yo sepa el vuelo Dublín-Barcelona no sobrevuela el Triángulo de las Bermudas... Será la estampita de San Miguel Arcangel que le puse a la maleta para que no me la perdieran. Porque yo creyente no soy, pero mi madre si. Y si mi madre tiene enchufe con los de arriba, habrá que utilizarlo, no?

Un besín, San Miguelín!!

sábado, 14 de octubre de 2006

La Beatnik, el Snob y Cucaracha

Mi vida se está descontrolando, alguien está jugando a los Sims con mi destino, fijo. Pero vamos a empezar por el principio.

Yo tenía previsto un viajecito a Irlanda. Pues el viernes a última hora, no sólo salía para Dublín al dia siguiente sinó que ya tenía comprado el billete para Venecia. Me voy a Italia cinco dias en diciembre. Me lo propuso una compañera del curro, y alguien que no era yo dijo "SI!" a través de mi boca. Setenta euricos de nada me cuesta el vuelo, y a tirar de albergue chungo y bocatas de pan bimbo, que no están los ahorros para bollos.

Irlanda bien, pero que muy bien. En otra vida debí ser irlandesa, porque me siento como en casa. No alquilamos el coche porque los muy cabroncetes nos triplicaron el precio final. Tengo un ojo en la cuenta bancaria para que no le peguen tajada a la visa, que me los veo venir. Lo parte positiva es que he sobrevivido a mi primera bronca en inglés. Y el resto del viaje una pasada, aunque cierro los ojos y sólo veo desfilar ovejas y más ovejas. Y pintas y más pintas... Y bragas, porque en Penny's són baratas que te da la risa floja, como la que le dio al cajero de la tienda cuanto tuvo que cobrarnos, atención, TREINTA BRAGAS, entre las dos. Pero súper guapas y súper baratas, oye, que puedo hacerle la competencia a la gitana de mi barrio (si, la que oferta sus productos con el reclamo de "nena,nena! que son buenas de verdá, robadas del Corti-Inglé, vení a ver la tiqueta!").

Dejando a parte el viaje, justo el viernes tuve mi primera clase de inglés de este curso, y Oh! sorpresa! Se supone que a estas alturas nos merendamos la gramática con patatas, por lo tanto vamos a dedicar el curso a ...literatura inglesa!!! Casi me da un soponcio de la alegría que me dieron. Queda muy cool pasearte por allí recitando el pirmer acto de Ricardo III. Problema? En principio ninguno... solo que ayer, al ser un puente, sólo asistimos a clase el Snob, la Beatnik y yo.

Nunca me he sentido tan fuera de lugar. El Snob es un ser paliducho, bibliotecario, gafapasta y tartamudo que sólo lee para culturizarse y ser mejor que el resto de los humanos. La Beatnik es un ser frágil, cansada del mundo, mirada perdida en la pared, hablar lánguido y desgandado, las manos siempre frente a la cara para demostrar su deseperación. La Beatnik lee a Faulkner desde los doce años (tiene dieciocho, o eso dice), su autor de cabecera es Marcel(Marcel Proust para la plebe, que el Marcel que yo conozco es el mono capuchino de Ross de Friends). Ha vivido en Seattle (anda, como la de Anatomia de grey!) y en New York, y estudia psicología, supongo que para encontrarle un sentido a la vida.

Toda la clase la pasaron apuntando al techo con la barbilla, haciendo comentarios del tipo (os lo juro por Supermodelo 2006): "Yo lo que se de Ricardo III lo sé a través de Faulkner, que cita a Shakespeare en el libro `pitiflús de plus´, aunque Kerouac es infinitamente mejor en el desarrollo de los deseos intrínsecos de sus personajes". O, mi preferido: "el dia que le dieron a J.K. Rowling el Príncipe de Astúrias pensé que era el fin del mundo. Lo siguiente que será, el Nobel a Stephen King?". Y todo acompañado de risitas sardónicas, caida de pestañas despreciativas, cruzar de piernas con desgana,...

Durante el descanso nos fuimos al bar, y yo me pasé todo el rato aferrada a mi cocacola, aterrada. "Debo leer a Orwell para una asignatura de piscología" "No has leído a Orwell? Pero a Ginsberg si, no? Venga, no me lo esperaba de ti". Espero que la muchacha haya leido a Ginsberg, o habrá perdido a un amigo snob....

En mi círculo de amigos, la leída soy yo. La rara que ve documentales por gusto. La aburrida que visita museos. La que usa "palabros raros". Pues he descubierto que hay gente peor.

Quien quiera que sea que esté jugando a los Sims conmigo, por favor que se modere.

Jo, casi la hora de comer, y yo escribiendo. Tengo faena acumulada que necesitaria tres dias más de fiesta para terminar con todo. Se me ha juntado lo de historia del arte con inglés, tengo que adecentar un poco la leonera, tengo una pila de libros por leer que si se derrumba me sepulta, porque he vuelto de viaje, otra vez, cargada de libros. No tengo remedio. Y sigo siendo incapaz de escribir un post con pies y cabeza.

viernes, 6 de octubre de 2006

Nerviosssss

Tengo sapos en el estómago.  Cuando me estreso me da una sed terible, bebo litros de agua y me paso el dia en el baño, con lo cual bgaja mi productividad y aumenta mi estrés.  Además los sapitos saltan sin parar produciendome un estado de nervios inaguantable.  Me pasa siempre antes de un viaje.   Arrg!!!
 
En cinco minutos me largo a casa de mi madre, como cada viernes, a que me alimente.  Luego siesta, luego clases de inglés (tres horas...un viernes por la tarde.... no tiene perdón de dios),
luego a casa a cenar, a depilarse, y dejar recojido el piso.  Luego a dormir.  Mañana riega las plantas, tira todo lo que se vaya a estropear en la nevera, revisa la maleta, sube al metro, baja del metro, sube al tren, baja del tren sube al avión y baja del avión.... en Dublín!!!!
 
See you baby!!!
 

jueves, 5 de octubre de 2006

Me llamo Cucaracha y soy blogger.

Hoy me he puesto música clásica en el Radioblog, y estoy revisando bases de datos.  Si la gente quiere que sus bases de datos estén impecables... porque se emperran en desordenarlas, borrar datos y tocarle la moral a una?  Como desaparezca otro archivo de la web interna le prendo fuego a la oficina.  Deben tener un tic en el dedo índice que les obliga a pulsar compulsivamente la tecla "Supr" de su teclado.  Si no, no lo entiendo. 
 
En fin, serafín.
 
Cuando yo era adolescente, unos doce años más o menos, las compañeras de clase nos escrutábamos la mirada para saber a quién le había venido ya la regla o no, como si menstruar te hiciera socia de un club exclusivo y tu mundo se dividiera entre las chicas que ya usan compresas y las que no.
 
Al cabo de unos cuatro años, lo que intentabas adivinar observando a la gente era si eran vírgenes o no.  Si "lo habían hecho".
 
Hoy me he dado cuenta que observo a la gente intentando ver un atisbo de blogger en cada uno.  Nadie de mi entorno sabe que tengo un blog.  Excepto quizás los informáticos de la empresa (Un saludo!  A ver si me escribís algún comment!), porque si supiera que amigos mios leen el blog, no me sentiría relajada para escribir con sinceridad.  Todos tenemos secretos y los aireamos en la red.  O como dice Banksy "En el futuro todo el mundo gozará de quince minutos de intimidad".
 
A veces me emto en google y pruebo combinaciones de palabras que me puedan llevar al posible blog de algún amigo o conocido.  Está fatal, lo sé, es invasión de la intimidad, pero como yo no me drogo, algún vicio tenía que tener para ser humana.  De momento mi búsqueda no ha dado frutos.  Lo sigo intentando.
 
Lo voy a decir en voz alta, soy adicta a internet.  Soy incapaz de sentarme frente a un ordenador y no abrir el explorer, o buscar música, o visitar algún blog.  Tengo que leer las noticias de varias webs cada dia y revisar mis tres cuentas de correo, la del curro, la personal y la de la universidad.  Si tengo que ser franca, la que menos consulto es la del curro.
 
  Tengo la mala suerte de que de mis amigos sólo uno está puesto en internet, el resto son unos adorables seres anacrónicos que a estas alturas todavía me mandan la foto de la cara del demonio en el humo de las torres gemelas, o el virus andaluz, o el chiste del wiwichu.  Tengo una conocida que todavía usa módem!!  Para hacer trabajos de la Universidad!!  Que a esta velocidad acabará la carrera en el 2070!!  Tengo otra amiga que se compró un mp3, y le regaló otro a su novio, y mi amigo V.(el que es como yo) les tenía que cargar el reproductor a los dos con canciones porque ellos no sabían instalar el cd con el programilla del reproductor.  V., que es una petarda se vengaba y les ponia canciones de Cher, Paloma San Basilio y  Camilo Sesto.
Otro amigo tampoco podía meterle música al cacharrillo de mp3 porque "no trae cable".  Claro que no tiene cable, cenutrio!  Se quita esta tapa y tienes un conector USB que va directo al PC!
 
Vale, yo he aprendido a trancas y barrancas, hay temas que domino poco o nada, pero me espabilo para aprender. 
 
Como mi jefe, que me manda encargos del tipo "Dile al informático que venga a ver esto, que estas letras salen muy pequeñas, que cómo las pongo más grandes, que que hago para que no me salga la cosa esta, y que no me gusta trabajar con la pantalla del portátil abierta, que me de un cargador de viaje y consiga una funda a medida, pero no como la funda a medida que me trajo ayer, sinó como la funda a medida del portátil viejo".
 
Explícale al hombre que el tamaño se regula en "tamaño de fuente", la "cosa esa que sale" se llama salvapantallas, que se puede quitar, que si cierra la pantalla no va a ver el texto. Cuéntale con paciencia que es un PORTÁTIL, que por definición es de viaje, que si su cargador pesara siete kilos lo entendería, pero que es del tamaño de un paquete de cigarrillos, que no los hay más pequeños ("que si, que los he visto en una revista del Business Class", bueno jefe, que con el sueldo que me paga yo viajo en low cost y la revista que leo es el Cosmo que me compro en el kiosko del aeropuerto.  Y eso seguramente era un mechero, no un adaptador de corriente), que la funda del portátil viejo NO sirve para el nuevo porque como ya se ha dicho, son fundas a medida, y si la hacen igual, entonces no le sirve para el nuevo, y si la hacen diferente ya no es igual, será la funda que le trajo ayer el pobre informático (saludos!!).
 
Hablando de jefes, voy a seguir con mis listados o no voy a tener jefe sino tarjeta del paro.
 
 

miércoles, 4 de octubre de 2006

Amo a Irlanda

Hoy me siento un poco más tranquila.  Creo que mi hipernerviosismo se debía a los dos cafés y a las cuatro tazas de té que me bebía cada día.  He bajado a un solo café y a una taza de té.  El resto agüita y tisanas de valeriana.

 

A todo esto súmale que de medio paquete de cigarrillos al dia he pasado a un cigarrillo cada dos dias (gentileza de mi compañero de piso, pobrecico se merece un monumento).  Por si fuera poco súmale el hecho de que el sábado estaré pateando Dublín y a la aventura.  Tengo derecho a chirriar los dientes?

 

Ah!  Y al exceso de cafeina, al dejar de fumar, y a la planificación de las vacaciones,  hay que añadirle el congreso farmacéutico más importante del año, al que mi jefe no puede faltar, donde hay que ir a lucirse, donde todo tiene que estar perfecto,... Durante semanas me he movido por la oficina con un machete entre los dientes para abrirme paso en la jungla de faxes, mails, invitaciones y calendarios.  Ahora mi jefe ya está en el la super-feria-de-farmacia y a parte de una llamada al dia, me ha dejado tranquila.

 

Resultado final:  cucaracha está escribiendo un post (e ignorando la montaña de trabajo que tengo al lado de mi codo derecho y al teléfono que tengo al lado del codo izquierdo), dándole sorbitos a una infusión relajante ( e imaginando que no es un brebaje de hierbas inmundas, sinó un sabroso Earl Grey con leche) y estornudando continuamente debido al firme propósito de mis compañeros de criar pingüinos árticos en la oficina (no se pueden quitar la chaqueta, no, eso sería lógico, práctico, inteligente y encima ecológico, pero no, tienen que petar el aire acondicionado).

 

Y hoy voy a hablar de Irlanda y Cucaracha.  Hace un año estuve allí por primera vez.  Jo, que flechazo!!  Yo soy melancólica por naturaleza, me gusta la lluvia, me gusta callejear, me gustan los pubs y la cerveza.  Me gusta la música irlandesa, los prados verdes, el atlántico embravecido.  Me gusta lo educados que son los irlandeses.  Me gusta su cocina de rost beef y patatas, de pescado fresquísimo.  Que vosotros diréis, “el norte de España es igual”.  Vale, pero lo mio con Irlanda llega un punto en que no lo puedo explicar más.

 

La vez anterior viajé con unas amigas y un chico con el que salía entonces.  Creo que pocas veces lo he pasado tan mal en un viaje, y Irlanda no se merece un viaje así, y me prometí volver a disfrutar de lo que no puede gozar por culpa de mis cafres acompañantes.  Durante ese viaje me pasaron muchas cosas.  Descubrí que no podia viajer con una amiga a la que adoro,  porque no se puede sacar de casa a alguien que en un restaurante irlandés se enfrenta al camarero porque ha pedido un “bread with tomato” y no tienen.  Y otras perlas por el estilo.

 

Y el chico se empeñó en tener una discusión cada dia.  Y si yo conseguía mantener la calma, entonces me acusaba de ser fría y no quererle y me amenazaba con abandonarme.  Si discutíamos se negaba a dormir conmigo porque había sido mala con él, si yo conseguía aplacar la disputa, entonces no quería dormir conmigo porque yo no demostraba mi amor por él.  Luego por la mañana le daba por lanzarme improperios porque no había querido dormir con él.  Pasamos una semana compartiendo habitación pero en camas separadas y sin hablarnos apenas, y la presión era tan fuerte que me dormía llorando, y no acerté a pillar un vuelo de vuelta antes de tiempo (ahora, con más experiencia, anda que le iba yo a aguantar un comportamiento así a nadie). Dónde está ahora ese capullo?  Al poco lo dejé y debe de estar sufriendo los tormentos del infierno por todas las velas negras que le puse.

 

Yo TENÍA que volver a Irlanda de alguna manera.  Porque una de las cosas que más me hizo sufir en el primer viaje fue el hecho de tener la certeza de que Irlanda se merecía algo más que ese viaje de mierda.

 

Y por eso vuelvo.  Un poco por exortizar el pasado, por desquitarme, por ver de nuevo un lugar que me encanta, por pasar unos dias divertidos con otra chavala igual de loca que yo, y que tiene la cabeza muy bien amueblada .

 

Y me iré de pintas a Temple Bar, y me compraré libros en los mercadillos, y unos pendientes de plata para reponer los que compré la otra vez y que perdí en Francia.  Y cenaremos roast beef con potatoes en los pubs, y veremos los Cliffs y las Aran Islands, y conduciremos de Galway a Cork por la izquierda, en un coche de alquiler.

 

Otra cosa que me hace mucha ilusión, y parece una chorrada pero puede que los bloggers me entiendan.  Pasar cinco dias sin internet, y que a la vuelta tengas mogollón de e-mails, y que tus blogs favoritos tengan nuevas entradas, y pasarte una tarde entera, taza de té en mano, leyendo y descansando del viaje.

martes, 3 de octubre de 2006

Te veo!

Noticia aparecida en una revista farmacéutica:
 
"Verteporfin, es un fármaco fotosensibilizador, que se administra por via intravenosa y posteriormente se activa en el ojo (10 minutos después) localmente por iluminación con una fuente de láser, la cual posee el pico de absorción del compuesto, por lo que no crea lesión térmica. Esta activación del fármaco genera oclusión vascular sin dańar la retina y la coroides subyacente. Se emplea fundamentalmente en el tratamiento de la degeneración macular asociada a la edad especialmente los presentan la forma exudativa (con proliferación vascular). El fármaco esta aprobado para su uso en mas de 20 países, incluyendo los Estados Unidos y la comunidad europea."
 
Y la gracia?  Que Verteporfin es un fármaco para el tratamiento del daltonismo al que algún comercial le ha puesto un nombre con mucha guasa.
 
Desde fuera el mundillo farmacéutico parece una cosa muy seria, muy de grandes científicos y altos ejecutivos.  Desde dentro, es cualquier cosa menos serio.
 
En otra revista se publicó una noticia según la cual en un lago de Suiza, se hallaron cantidades medibles de principios activos en el agua.  Estos principios activos eran los principales componentes de fármacos para la epilepsia, el colesterol, los dolores musculares,

"'Its safe to swim in the water,' says Swiss authority

Switzerland's Lake Constance is safe to swim in despite the cocktail of antibiotics, antirheumatics, cholesterol-lowerers and anti-epileptics in the water, says the Swiss Thurgau regional authority, because their concentration is too diluted to cause harm.

The announcement came after media reports concerning the high concentration of medicines found in the region's groundwater. It is estimated that several tonnes of diluted medicines are floating in Lake Constance, but experts insist that the danger to human health and the environment is negligible. The topic is relevant because of new EU directives governing the disposal of waste medicines "

El gobierno suizo certifica que no es peligroso el baño en el lago Constanza, debido a la baja concentración de principios activos.  Y yo añado:  Peregrinos, olvidaros de Lourdes, al agua de Suiza es la que mola!

En otra revista (lo siento, no he podido localizar la reseña), hablaban de un medicamento para el tratamiento del Alzheimer que tenia como efecto secundario la aparición de brotes de ludopatia.  Hay que añadir que la ludopatia ya es de por si un riesgo en enfermos de Alzheimer.  Imaginaros:  " Leer atentamente las indicaciones, no conduzca maquinaria pesada y manténgase alejado de bingos, hipódromos, recreativos y timbas de póker".  Este curioso efecto secundario se debe a que el mismo fármaco que alivia algunos síntomas del Alzheimer, provoca altibajos en el área del cerebro responsable de la acción/recompensa del cerebro, que es precisamente donde se producen las reacciones bioquímicas que pueden esembocar en una ludopatia galopante. 

Otra noticia curiosa es la que se publicó en Scrip Pharma,

"Fears for UK research as animal rights campaign scores guinea pig "victory"

A six-year campaign of both peaceful protest and violent intimidation by animal rights activists has pushed the owners of a UK guinea pig farm to announce plans to wind up operations by the end of the year. The farm supplied animals to biomedical research institutions, including Huntingdon Life Sciences, the contract research organisation whose activities have been a main target for campaigners.

The "sustained protest from animal rights extremists" cited among reasons for the farm's closure included the desecration of the grave of an elderly relative last October. The family running the farm now hopes that the remains will be returned.

Death threats, firebombs, broken windows, hate mail and grafitti are among other ordeals the farmowners' family have had to endure. Even the pub where the family used to drink became a target for protesters"

Unos activistas pro derechos de los animales llevaban seis años en campaña contra una granja de cobayas para investigación.  Querían que la familia propietaria del negocio cerrara la granja.  Pues después de seis años lo lograron, sobretodo porque las técnicas de los activistas fueron tan lejos como para robar el cadáver de la abuela del propietario y tenerlo un año "secuestrado", además de amargarles las pintas en el pub a toda la familia.  Creo que ahora ya han devuelto a la abuela a su familia...

Tengo más noticias en mi colección, pero como no me ponga ya a trabajar, a Cucaracha le cortan el cuello!!